Dieta de Pritikin, una dieta milagro baja en grasa

Teresa Guerra

Las dietas milagro cada vez están más presentes. Se trata de dietas que prometen una rápida bajada de peso a cambio de poco esfuerzo físico, y siguiendo una alimentación muy restrictiva. El problema de este tipo de dietas es que, aunque pueden producir resultados rápidos, pocas veces son efectivos y pueden provocar problemas a largo plazo.

La dieta Pritikin pertenece sin duda a la categoría de dieta milagro, la cuestión es si se trata de una dieta efectiva. Su origen se remonta a los años 80, fue creada por el doctor Nathan Pritikin, y originalmente su objetivo era mejorar la salud de los pacientes con enfermedades cardiovasculares. Al comprobarse que podía servir para bajar de peso, se puso de moda como dieta para adelgazar.

Los errores de la dieta Pritikin para perder peso

La dieta Prikitin elimina de la dieta la mayoría de las grasas procedentes de carnes rojas o huevos, además de carbohidratos procedentes de pasta y pan, la charcutería, el chocolate, la mantequilla, el aceite y todos los lácteos que no sean desnatados. A cambio se potencia el consumo de las verduras, frutas, legumbres, cereales integrales, pescado, marisco y carnes magras como el pavo o el pollo.

Además, se indica que las bebidas autorizadas son solamente el agua, el café y el té. Otras recomendaciones de la dieta son comer al menos cinco veces al día, con tres comidas principales y dos tentempiés que nos ayuden a no pasar hambre, y realizar ejercicio diario.

El principal error de la dieta Pritikin es que elimina demasiados alimentos que deben estar presentes en una buena dieta, si bien acierta al apostar por la fibra, los vegetales y las frutas, además de reducir los hidratos y las grasas. Es una dieta desequilibrada que puede provocar una rápida pérdida de peso, pero generará efecto rebote y puede llevar a deficiencias nutricionales a largo plazo.