Galletas de Navidad en forma de árbol o copo de nieve

Disfruta de un actividad en familia en estas fechas

Dulce y Diferente

Cómo hacer galletas de Navidad

Ahora que llegan las vacaciones de Navidad es una oportunidad genial para hacer con nuestros hijos planes estupendos fuera de casa, como ver la iluminación de las calles, aprovechar la planificación de talleres de museo y centros culturales o, incluso, pasear por parques y bosques disfrutando de los últimos retazos del otoño. Pero también es momento de pasar más tiempo en casa, en familia, con más disponibilidad por nuestra parte para hacer actividades conjuntas y ahondar en ese sentimiento familiar cálido y perdurable en el tiempo.

Y si además hace frío fuera, ¡qué mejor que cocinar algo todos juntos! Desde Dulce y Diferente, expertos en galletas decorativas, tartas personalizadas y cupcakes, nos proponen una receta sencilla, deliciosa y para hacer todos juntos, incluso con los niños más pequeños: Galletas navideñas en forma de copo de nieve o de árbol de navidad.

¿Qué necesitas para hacer Galletas de Navidad?

Ingredientes:

  • 225 gramos de mantequilla a temperatura ambiente

  • 160 gramos de azúcar

  • un huevo mediano

  • 420 gramos de harina de trigo

  • una cucharadita de esencia de vainilla

Paso a paso de las Galletas de Navidad 

+ En un bol poner la harina que previamente habremos tamizado con un colador.

+ Echar la mantequilla y mezclar. Es importante que la mantequilla esté a temperatura ambiente. Si está recién salida de la nevera costará mucho integrarla con la harina, y quedarán grumos. No vale derretirla en el microondas porque quedará muy líquida y la masa no tendrá la textura adecuada.

+ Echar el azúcar y mezclar bien.

+ Batir ligeramente el huevo en un plato y añadir a la mezcla anterior. Tiene que quedar todo bien integrado.

Galletas de Navidad en forma de árbol o copo de nieve

Pondremos el horno a 170 grados para que se vaya calentando. Tomamos un papel de horno, lo doblamos y ponemos la mitad de la mezcla entre medias, pasamos un rodillo o una botella para extenderlo dejándolo como a medio centímetro de grosor. Lo dejamos enfriar un par de horas y hacemos lo mismo con la otra parte que nos queda.

Una vez fría la masa tomaremos el cortador que hallamos elegido e iremos poniendo las galletas en una bandeja de horno con papel para que no se pegue. Dejaremos un espacio de 2-3 centímetros entre ellas, ya que en el horno se hinchan, para que no se peguen entre sí.

Las meteremos en el horno ya caliente unos 12 minutos aproximadamente, ya que depende del horno si tiene o no ventilador. Lo mejor es que en 6 minutos las miremos y si es necesario demos la vuelta a la bandeja, siempre con mucho cuidado, con guantes para el calor, y dejarlas otros 6 minutos. Una vez estén doraditas por los bordes sacarlas y dejarlas enfriar en la misma bandeja.

Cómo decorar tus galletas de Navidad 

Necesitaremos fondant en color blanco para el copo de nieve y fondant verde para el árbol, un poco de leche condensada y papel film transparente. ¡Y ya tendremos casi listo nuestro postre navideño!

Para el copo de nieve:

Cogeremos un trocito de fondant blanco y lo amasaremos con la mano contra la mesa para que coja elasticidad, si se pega a la mesa echar un poquito de azúcar glass. Lo extendemos con un rodillo para que quede como dos milímetros de grosor y cortamos con el mismo cortador que hicimos las galletas. El resto del fondant que nos haya sobrado debemos de taparlo con el film transparente ya que al contacto con el aire se seca.

Mojaremos un poquito el dedo en leche condensada para pegar el fondant, colocaremos la forma que hemos cortado encima de la galleta y la apretaremos suavemente con la palma, muy flojito, que se nos puede romper la galleta. Cogeremos con los dedos azúcar y lo echaremos encima del copo de nieve, apretándolo suavemente para que quede incrustado en el fondant y así dar la sensación de brillo.

Para el árbol de Navidad:

Haremos lo mismo con el fondant verde, tomaremos un trocito y lo amasaremos, lo ponemos en la mesa y lo estiramos cortando la forma con el cortador de árbol. Nos mojaremos el dedo en leche condensada y la extendemos en la galleta. Tomaremos un poquito de fondant verde y haremos unas tiritas para ponerlo en horizontal en cada capa de la copa del árbol, y pondremos encima la silueta que habíamos cortado con anterioridad.

Debemos acordarnos de tapar bien con el film transparente el fondant que ya no utilicemos. Con los dedos presionaremos donde hemos colocado las tiritas, cogeremos una cucharita y con el borde haremos rayitas como si fueran las hojas.

Y ya tenemos unas deliciosas galletas de Navidad en forma de árbol de Navidad o de copos de nieve listas para compartir en una tarde fría con un rico chocolate, o incluso para regalar a tus amigos.