Comer huevos, ¿con o sin yema?

Razones por las que debes comer el huevo entero

Tamara Sánchez

Razones por las que debes comer el huevo entero

Los huevos son uno de los alimentos esenciales en nuestra dieta ya que constituyen una alta fuente de nutrientes muy beneficiosos para la salud. No obstante, a lo largo de los años, se han generado una serie de mitos en torno a ellos que los han provisto de una mala fama injustificada.

Hoy en día, todavía hay muchas personas que continúan pensando que los huevos son nocivos, debido a que afectan al colesterol e incrementan el riesgo cardíaco. Además, hay quienes creen que el principal problema de este alimento es la yema, de manera que tienden a desecharla y a comer únicamente la clara, pensando que esta es la clave para cuidar la salud y/o adelgazar.

Sin embargo, actualmente existen estudios y pruebas suficientes para afirmar que esto es un gran error. Te contamos las razones por las que debes comer el huevo entero (yema y clara) para mantener una dieta variada y equilibrada.

Razones por las que debes comer el huevo entero

+ El huevo es un alimento muy completo

En la yema (la parte amarilla) se encuentran los nutrientes (vitaminas y minerales esenciales para la salud) y en la clara están las proteínas. Tan solo tiene 70 calorías (como una fruta) y es el complemento ideal para un desayuno completo junto con un tazón de avena, por ejemplo.

+ La yema del huevo no incrementa el colesterol

La yema es rica en grasas. Esto seguro que ya lo sabías, sin embargo, su contenido es de unos 4 gramos de grasa por huevo, de los cuales, solo 1,5 son grasas saturadas, es decir, negativas. El resto son grasas insaturadas muy beneficiosas para el organismo. En 1999, la Escuela de Salud Pública de Harvard divulgó los resultados de una investigación llevada a cabo en más de 115.000 personas. En dicho análisis estudiaron el consumo de huevo y la salud de hombres y mujeres durante 8 y 14 años respectivamente y llegaron a la conclusión de que una persona sana puede comer perfectamente al menos un huevo al día sin incrementar los niveles de colesterol de manera arriesgada. Es decir, el índice de colesterol de los huevos es muy bajo y se compensa con el resto de sus nutrientes. Si sueles tener el colesterol elevado, puedes limitar un poco su consumo, pero no suprimirlo del todo, puesto que su índice proteico es fundamental para una alimentación sana. El único riesgo aparece en la forma de cocinar el huevo, si lo comemos frito, por ejemplo, el aceite empleado incluirá esa grasa tan peligrosa para la salud.

+ La yema es una poderosa fuente de vitaminas y minerales

Es rica en hierro, fósforo, potasio y magnesio y contiene vitamina A, E, D, B9 (ácido fólico), B12, B6 y B2. De hecho, es uno de los pocos alimentos que contiene vitamina D de manera natural.

+ El consumo de huevos (con yema incluida) no se asocia con ninguna patología cardiaca

Al contrario, numerosas investigaciones evidencian que los huevos presentan innumerables beneficios para el corazón puesto que al comerlos aumentan significativamente los niveles de lecitina en sangre. Este componente, presente principalmente en la yema del huevo, lo que hace es unirse al colesterol para evitar que sea totalmente absorbido por nuestro organismo. La lecitina es un elemento fundamental en el mantenimiento de nuestra salud cardíaca y, además, contribuye al cuidado de la médula ósea, el cerebro, el hígado y el sistema nervioso.

+ La yema del huevo nos permite mejorar nuestra memoria y concentración

Esto es gracias a una de sus sustancias llamada colina. ¿Para qué sirve? Para la salud cerebral, para nuestra memoria y para luchar contra enfermedades como el alzhéimer o las demencias. Increíble, ¿a que sí?

Por tanto, ante el gran debate de si es mejor comer los huevos con yema o sin ella, los expertos recomiendan consumirlos enteros. Junto con una alimentación variada y cocinados de la manera adecuada contribuirán enormemente a tu salud. Además, ¡están riquísimos!