La emotiva sorpresa de una novia a su abuela: usa su vestido de boda

Jordyn Cleverly se casó con el mismo vestido que llevó su abuela en 1962

Lidia Nieto

 la emotiva sorpresa de una novia a su abuela

La historia que esconde este abrazo entre una nieta y una abuela guarda una historia de esas que te ponen los pelos de punta y que nos hacen reflexionar acerca del valor que tienen esos pequeños detalles que pueden hacernos sonreír. Jordyn Cleverly tiene una relación muy especial con su abuela Penny, por eso mientras preparaba el día de su boda con Dakota Cleverly, su novio de toda la vida, pensó qué podía hacer para que ese día tan señalado e importante para ella lo fuese también para su abuela. 

Siempre que iba a casa de su abuela, Jordyn miraba con cariño la foto que Penny tenía colocada sobre la chimenea sobre el día de su boda. Tantas veces había imaginado Jordyn cómo sería casarse con ese vestido, que en el momento que su pareja le pidió matriminio no lo dudó ni un segundo: ¡se casaría con el mismo traje que llevó su abuela hace casi cinco décadas! 

La novia que llevó el vestido de boda de su abuela

la emotiva sorpresa de una novia a su abuela

Su abuela no tenía ni idea de que su nieta tenía dicho vestido entre sus posesiones y, un día antes del feliz acontecimiento en una atmósfera íntima, Jordyn se presentó delante de su abuela con el vestido. Como no podía ser de otra manera, abuela y nieta se fundieron en un entrañable abrazo en el que las lágrimas dieron paso a las risas. ¡Penny no podía articular palabra y la felicidad de ambas era inmensa! "Con este vestido me pasé con mi amor del colegio y así también lo harás tú", le dijo su abuela cuando la emoción le permitió hablar. 

Y quizás, para que ese instante fuese inolvidable y especial para ambas, Jordyn prefirió darle la sorpresa a su abuela unas horas antes, y así que el mismo día de la boda pudiesen ambas disfrutar, como lo hicieron, de ese gran momento. 

Una cosa vieja, otra nueva y otra azul 

sorpresa nieta a abuela

Jordy cumplió con el ritual que toda novia el día de su boda: llevar algo nuevo, algo azul y algo viejo, en este caso el vestido de su abuela de 1962. Además, señales del destino, durante la sesión de fotos con su abuela llovió. Jordyn lo tiene claro: era una señal de su abuelo, fallecido antes de que naciera ella, para que ese amor con Dakota fuese para siempre. 

Jordy era la novia prefecta y su pareja lo sabía. Se conocieron en el instituto y el pasado mes de septiembe decidieron contraer matrimonio. El amor que reflejaban sus ojos cuando se miraban hablaban por sí solas del amor incondiconal que se procesan el uno por el otro.