El Día del Padre según la Biblia

En España el Día del Padre se celebra el 19 de marzo, día de San José

María José Roldán Prieto

El Día del Padre según la Biblia

El Día del Padre es un día especial de celebración para toda la familia donde se conmemora la figura paterna y se le agradece por existir y por todo lo que hace por la familia de forma diaria. Aunque en Estados Unidos y otros lugares se celebra normalmente el tercer domingo de junio, en muchos lugares del mundo junto con España se celebra el 19 de marzo. ¿Qué tiene que ver el Día del Padre con la Biblia? En Diario Femenino te lo explicamos. 

Así explica la Biblia el Día del Padre

En España y en otros lugares del mundo, el Día del Padre cae justo el 19 de marzo, que según el santoral es el día de San José, marido de María –madre de Jesucristo-. San José es el mejor ejemplo de padre que da la Biblia porque muestra cómo es un padre trabajador que ama a su hijo y su mujer por encima de todas las cosas.

La relación entre la Biblia y el Día del Padre

La Biblia honra la figura del padre como instructor para disciplinar a los niños y que aprendan a obedecer. El proceso de educación según la Biblia debe hacerse con un gran nivel espiritual y cristiano. Según el Proverbio 1:7 puedes encontrar: “El principio de la sabiduría es el temor de Jehová”, donde indica como el elemento moral y espiritual de la natural es esencial para poder desarrollarse.

El padre según la Biblia es parte de la mano de Dios en paternidad. Los padres deben seguir la enseñanza hacia sus hijos según la Biblia teniendo en cuenta la fe en su Dios y lo que pone en la Biblia. Señala que Dios es el padre de todas las cosas y el padre humano no debe señalarse nunca como la máxima autoridad que deba decir la verdad absoluta, porque eso está en poder de Dios. La fe en Dios es la que puede ayudar a los padres a realizar una buena educación a los hijos.

Por todo esto y mucho más, el Día del Padre también es un día muy significativo para todas las familias de fe cristiana, donde honran a su padre Dios y a su padre humano.