5 remedios caseros elaborados con vinagre de manzana

Marta Valle

Remedios caseros con vinagre de manzana

En los últimos tiempos, el vinagre de manzana ha alcanzado mucha popularidad como ingrediente principal de numerosos remedios caseros gracias a su capacidad tanto para aliviar distintos tipos de problemas de salud como para ayudar a perder peso. Hay que tener en cuenta que, a pesar de que muchas de estas aplicaciones no están comprobadas científicamente, el furor causado en numerosas revistas ha generado que se popularicen un gran número de estas metodologías.

Elaborar remedios caseros con vinagre de manzana

1 Controlar la diabetes: Uno de los beneficios más importantes del vinagre de manzana redunda en su aportación a la hora de regular los niveles de glucosa en la sangre. De hecho, varios estudios han demostrado que tomar dos cucharadas de este producto diluidas en un vaso de agua ayuda a interferir los niveles de insulina gracias al cromo, uno de los componentes más importantes de esta clase de vinagre.

2 Combatir el mal olor corporal: El vinagre de manzana resulta un remedio casero muy eficiente para reducir el olor que desprende el cuerpo humano. Esto así porque este producto es capaz de ajustar el nivel de pH de la piel y ayuda a eliminar todas aquellas bacterias responsables del mal olor. Para las axilas, basta con pasar -una vez al día- una bola de algodón impregnada en este producto y para los pies podemos preparar un recipiente de agua tibia con un tercio de taza de vinagre en la que remojarlos durante 15 minutos a la semana.

3 Borrar las manchas de la edad: Combinando a partes iguales vinagre de manzana y jugo de cebolla podemos elaborar un remedio casero susceptible de ser aplicado directamente sobre estas manchas. Resulta muy recomendable salvo que tengamos una piel excesivamente sensible.

4 Calmar los calambres en las piernas: El vinagre de manzana contiene potasio, por lo que es considerado una alternativa casera a los productos farmacéuticos a la hora de aliviar los calambres nocturnos que afectan a las extremidades inferiores. Para ello, basta con mezclar dos cucharadas de vinagre con un poco de miel de abeja en un vaso de agua templada.

5 Aliviar el estreñimiento: El vinagre de manzana supone un remedio natural para combatir una dolencia tan habitual como el estreñimiento gracias a que contiene alta dosis de pectina en su composición, una fibra soluble en agua que ayuda a normalizar los ácidos presentes en el estómago.