Remedios caseros para los tics en los ojos

David Pastor Menendez

Remedios caseros para los tics en los ojos

Los tics son una serie de movimientos persistentes y compulsivos generados por la contracción involuntaria de uno o varios músculos a la vez. Esta anomalía puede darse en cualquier parte del cuerpo, aunque suelen ser bastante más frecuentes en zonas como la cara, el cuello, las piernas y las manos. La gran mayoría de esos tics son pasajeros y pueden deberse a factores como una disfunción del sistema nervioso, un exceso de dopamina en el cerebro o un mal funcionamiento de los ganglios basales. Si esta anomalía persiste en el tiempo, corremos el riesgo de que se convierta en crónica. Para contrarrestarla, tenemos a nuestra disposición una serie de remedios caseros.

Tratar los tics en los ojos con remedios caseros

Uno de los remedios caseros más recomendados para el tratamiento de los tics nerviosos en los ojos consiste en la utilización de lavanda. Una planta muy útil para conseguir relajar suficientemente el cuerpo como para que esta anomalía desaparezca. Es el caso también de otros productos como la avena o el milamores, capaces de calmar estados de estrés, ansiedad y agitación. Todas estas hierbas pueden ser ingeridas de forma natural a través de infusiones o, si somos más cómodas, en forma de cápsulas. Éstas últimas pueden encontrarse fácilmente en herboristerías.

Los cambios sustanciales en las rutinas alimentarias suponen otra de las alternativas caseras más efectivas a la hora de acabar con los tics nerviosos en los ojos. Para ello, podemos añadir a nuestra dieta alimentos ricos en magnesio como las semillas de calabaza, el cacao en polvo, las almendras, los anacardos, las pipas, el salvado de trigo o hierbas secas como la hierbabuena, el cilantro o el cebollín. También debemos evitar el consumo de bebidas alcohólicas y de café.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de casos terminan solucionándose después de varias horas de sueño en las que se haya conseguido un descanso suficiente. Por tanto, no debemos despreciar el propio descanso reparador como uno de los remedios caseros más potentes a la hora de eliminar la presencia de tics nerviosos en los ojos. Si padecemos algún tipo de disfunción en la conciliación del sueño, es probable que su tratamiento activo termine por eliminar paralelamente la anomalía mentada.