Remedios caseros para bajar la tensión alta

Trucos para bajar la tensión

Marta Valle

La tensión arterial alta o hipertensión es una de las patologías más comunes entre las mujeres. Se trata de una problemática que puede disponer una marcada tendencia a agravarse y generar multitud de daños al cuerpo humano. Factores como el excesivo sedentarismo o el estrés, tan frecuentes en la vida moderna, pueden causar una anomalía como la descrita aunque también es posible diagnosticarlo a modo de síntoma de otras problemáticas como las enfermedades renales, las alteraciones hormonales o las enfermedades cardiovasculares. Aunque la hipertensión, por regla general, se trata con medicamentos, existen una serie de remedios caseros que también pueden ayudarnos en este sentido.

Reducir la tensión alta mediante remedios caseros

Hay muchos remedios caseros que son capaces de reducir el impacto de la tensión arterial alta en el organismo, aunque resulta pertinente consultar previamente con nuestro médico de cabecera antes de tomar cualquier tipo de decisión al respecto. Los suplementos más efectivos que podemos tomar para aliviar esta anomalía son el jengibre, el ajo, el aceite de pescado, los alimentos ricos en omega-3, las nueces, el magnesio, el espino blanco y el aceite de oliva. Otra opción reside en la ingesta de una cucharada de vinagre de sidra de manzana al día disuelta en un vaso de agua.

Otro truco casero bastante efectivo para prevenir el incremento de la tensión consiste en preparar una mezcla a base de zumo de limón -preferiblemente si se incluye también la cáscara de la fruta- y perejil. Esta combinación actúa a modo de agente diurético ya que ambas sustancias nos van a ayudar a expulsar de nuestro cuerpo gran cantidad de líquidos retenidos que, en muchas ocasiones, son los grandes causantes de la hipertensión. Para una mayor eficacia, habremos de tomar en ayunas un vaso de este preparado.

La avena es otro alimento que puede utilizarse como remedio casero para aliviar los síntomas derivados de una tensión alta. Hay que tener en cuenta que el consumo de este cereal ayuda a reducir el colesterol combatiendo, de esta manera, la hipertensión a la par que fortalece las funciones neurológicas de nuestro organismo.