Remedios caseros para mejorar la memoria

Marta Valle

Son muchas las ocasiones en las que podemos sorprendernos a nosotras mismas en una situación en la que hayamos tenido algún olvido casual o hayamos sufrido la pérdida de un recuerdo que consideramos importante. Aunque en la mayoría de ocasiones se trata de simples despistes que no guardan ningún tipo de importancia real, es posible que hagan preguntarnos si podemos llevar a cabo alguna acción para mejorar nuestra memoria. La capacidad de recordar está íntimamente ligada a la nutrición, por lo que podemos echar mano de determinados remedios caseros para poder ejercitar esta importante función orgánica.

Mejorar la memoria con remedios caseros

El cuerpo de la mujer necesita una cantidad específica de hidratos de carbono -dependiendo tanto del peso corporal como de la actividad que realicemos- para generar la glucosa necesaria para proporcionar los nutrientes que requiere el cerebro en su funcionamiento diario. Muchas de nosotras realizamos dietas muy estrictas de adelgazamiento que prescinden precisamente de alimentos ricos en carbohidratos con el objetivo de reducir considerablemente la ingesta calórica diaria, lo que puede afectar de forma tangencial a la actividad cerebral. Por ello, a modo de remedio casero, podemos recurrir a las patatas, un producto muy rico en este tipo de nutrientes y que apenas nos hará subir de peso.

Siguiendo con la línea de complementar adecuadamente nuestra rutina alimentaria para mejorar la memoria, podemos echar mano de otra alternativa casera bastante recurrente como es el hígado encebollado. Para ello, podemos elaborar un plato sencillo y accesible consistente en cocinar esta carne con un poquito de cebolla picada y un chorro de aceite. Esta receta tendrá efecto sobre nuestra actividad cerebral siempre y cuando la consumamos al menos dos veces a la semana.

Otro remedio casero bastante efectivo para trabajar la memoria reside en el consumo diario de fruta. Para ello disponemos de opciones muy accesibles como las manzanas, ricas en quercetina -antioxidante que protege al cerebro del padecimiento de enfermedades neurodegenerativas-, o las fresas, que contienen nutrientes capaces de estabilizar el azúcar en sangre y tonificar el cerebro. Los frutos secos como las nueces resultan fuentes óptimas de vitamina E, sustancia que evita el continuo deterioro cognitivo.

 

Puedes leer más artículos similares a Remedios caseros para mejorar la memoria, en la categoría de Calidad de vida en Diario Femenino.