6 remedios caseros elaborados con limón

David Pastor Menendez

Remedios caseros con limón

El limón es una fruta que ha sido admirada desde la antigüedad gracias a sus múltiples propiedades terapéuticas y a su increíble, a la par que excitante, sabor, capaz de servir de acompañamiento en multitud de comidas. Resulta un excelente limpiador de nuestro organismo ya que puede depurarlo a la vez que elimina una gran cantidad de toxinas. Por estas razones se trata de un producto utilizado asiduamente para elaborar remedios caseros de la más diversa índole.

Elaborar remedios caseros con limón

1 Curar resfriados: El limón es un remedio casero muy popular tanto para aliviar constipados como para combatir la irritación de las amígdalas. Debemos poner el zumo de un limón a calentar en un recipiente metálico y agregar una pequeña cantidad de miel con el objetivo de elaborar una suerte de combinado con el que hacer gárgaras.

2 Combatir los trastornos digestivos: Para ello podemos elaborar una infusión con un puñado de hojas de limonero después de cada una de las comidas importantes del día, especialmente el almuerzo y la cena.

3 Prevenir problemas cardiovasculares: El limón es un gran aliado casero cuando padecemos patologías como la hipertensión arterial o la arterioesclerosis, ya que nos ayuda a eliminar todas aquellas grasas que pueden obstaculizar una correcta circulación de la sangre. En estos casos, resulta ideal comenzar el día tomando un zumo de esta fruta en ayunas.

4 Detener el sangrado de las encías: Aquellas mujeres cuyas encías sangran después del cepillado de dientes, pueden probar un remedio casero consistente en cortar un pequeño trozo de corteza de limón y frotarlo suavemente -dejando el lado blanco hacia afuera- en la zona afectada.

5 Aumentar las defensas corporales: Agregar el limón a nuestra dieta resulta absolutamente beneficioso para la salud de nuestro cuerpo ya que es capaz de aportar nutrientes como las vitaminas B, C y E a la par que minerales como el fósforo, el calcio y el potasio. De esta forma, potenciaremos la labor de nuestro sistema inmunológico y aumentaremos la producción de glóbulos blancos.

6 Eliminar las lombrices: Tan sólo hemos de rallar la corteza de un limón -que haya sido previamente lavado- y hervirla junto a un cuarto de agua durante tres minutos. Posteriormente, agregamos un diente de ajo rallado y nos la tomamos.