Ardor de estómago: causas y remedios

Ardor de estómago

El ardor de estómago es una dolencia que, desgraciadamente, tiene incidencia en una alta tasa de población femenina. Se trata de una sensación molesta de quemazón que puede originarse tanto en la laringe, en el pecho o, más comúnmente, en la boca del estómago. Esta dolencia se da cuando el ácido que tiene como objetivo la tarea de iniciar la digestión de los alimentos que ingerimos en cada comida retrocede hasta el esófago, parte del aparato digestivo que conecta el propio estómago con la boca del mismo.

Causas de la aparición del ardor en el estómago

Según estudios recientes al respecto, un tercio de las mujeres sufre reflujo gastroesofágico al menos una vez al mes. Las causas que pueden desencadenar esta dolencia son múltiples: una comida excesivamente abundante, ingerir alimentos antes de acostarse, practicar deporte después de una de las comidas importantes del día, descansar en una posición inadecuada, comer chicle, efectos secundarios de determinados fármacos, el sobrepeso, el tabaco, la ropa excesivamente ceñida o los alimentos grasos y picantes. Estos ardores también pueden ser consecuencia de otras patologías más graves y con un mayor impacto sobre nuestra salud.

Aunque no siempre se dan al unísono ni con la misma contundencia, hay una serie de síntomas que se pueden estandarizar cuando se sufre una patología como el ardor de estómago. El más habitual suele ser la propia sensación de quemazón en el área abdominal que, a su vez, puede desencadenarse acompañado de regurgitaciones, sabor ácido en la boca, dificultad para tragar los alimentos que intentamos ingerir y dolor a la altura del pecho.

El tratamiento de los ardores en el estómago va a depender de los factores específicos que los desencadenan. En el caso de que sean determinados alimentos los que lo desencadenen, basta con revisar la dieta diaria que estemos siguiendo. Sin embargo, si se trata de molestias desencadenadas por una úlcera o por reflujo, el médico puede prescribirnos medicación orientada a reducir los ácidos estomacales. Si se trata de simples flatulencias, podemos recurrir a infusiones como el hinojo o la manzanilla que nos pueden ayudar a expulsarlas y, de esta forma, aliviar la dolencia.   

Marta Valle  •  martes, 2 de julio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x