Dolor de estómago por angustia: afronta las causas y ponle remedio

Marta Valle

El trastorno de angustia es un tipo de anomalía relacionado con la ansiedad que dispone de episodios súbitos de un intenso miedo sin que haya, a priori, ninguna motivación evidente. También conocido como ataque de pánico, este trastorno suele aparecer acompañado de sintomatología que afecta a nivel físico además de su impacto evidentemente psicológico.

El aparato digestivo, por ende, se ve afectado debido a la alteración que sufre el sistema nervioso a causa de un tipo de situaciones que tienden a generar mucho estrés. Los síntomas principales que suelen ir ligados a esta patología son tanto las náuseas como un dolor intenso en la zona abdominal, llegando a incapacitarnos incluso para ingerir alimentos durante varias horas.

Causas que generan dolor de estómago por angustia

Estas crisis de angustia, que suelen tener tratamiento médico de tipo psicológico, son casos de miedo intenso que se dan en situaciones donde esta sensación de amenaza no es esperable o, aunque lo sea, la respuesta de nuestro organismo resulta completamente desproporcionada. Durante estos episodios, el cuerpo puede reaccionar provocando diversos síntomas a nivel físico: sofocos, temblores, taquicardias, palpitaciones, dolor en el pecho, exceso de sudoración, parestesias, náuseas y dolor en la zona del estómago.

Cuando sufrimos un episodio relacionado con el trastorno de angustia, los síntomas físicos como el dolor abdominal o los vómitos suelen presentarse de forma repentina, llegando a alcanzar su nivel de máxima intensidad una vez pasados 10 minutos desde el inicio de la anomalía. En la mayoría de las ocasiones, estos episodios de angustia aparecen acompañados de agorafobia, sensación por la cual las mujeres podemos llegar a tener pánico a permanecer en lugares públicos específicos donde pensemos que corremos peligro o que nos resulta difícil escapar.

El trastorno de angustia, y sus síntomas más comunes como las dispepsias, suelen tener dos vías tradicionales de tratamiento: el propiamente médico y el inducido por especialistas a través de técnicas como la psicoterapia. Hay medicamentos indicados para la depresión que han demostrado ser útiles en estos casos, además de fármacos que pueden aliviar las molestias que sintamos en el estómago durante estos procesos patológicos.