Evita los dolores de estómago en Navidad

Marta Valle

Ya sea por tradición o por simple preferencia personal, las fiestas navideñas han estado siempre vinculadas a las grandes cenas y comidas que, por regla general, afrontamos rodeadas de nuestras familias. Es también tiempo de excesos en lo culinario, de no saber en muchas ocasiones poner un límite y, en definitiva, se trata de una época muy asociada a numerosos problemas gástricos como indigestiones o diversos dolores de estómago. Dado que, por experiencias previas, contamos con la suficiente información, podemos afrontar la Navidad de forma que evitemos este tipo de complicaciones.

La Navidad puede conllevar problemas digestivos

No se trata tampoco de huir de las cenas copiosas, cualquier nutricionista recomienda que, ocasionalmente, disfrutemos de una buena cocina y que, si gustamos, comamos todo lo que nos apetezca. La clave reside en buscar un equilibrio de estos atracones con respecto al resto de comidas que hagamos durante estas fechas. La forma más sencilla pasa por la consulta a nuestro médico, quién puede darnos algunos consejos sobre cómo afrontar la alimentación durante la Navidad, de forma que podamos disfrutar de los típicos dulces de la época o de las comidas tradicionales sin preocuparnos por las posibles consecuencias negativas que puedan tener sobre nuestro organismo.

Una forma muy pertinente de esquivar potenciales dolencias como el estreñimiento, la acumulación de gases, los cólicos agudos o los dolores abdominales es la práctica de algún deporte moderado durante estos días, aunque es aconsejable que esta tendencia sea rutinaria dadas las consecuencias positivas que redundan sobre nuestra salud. Actividades como ligeras caminatas de unos 10 o 15 minutos al día pueden paliar una actividad intestinal anómala.

Durante la Navidad, y más si disfrutamos de todas las maravillas culinarias asociadas a esta festividad, hemos de mantenernos bien hidratadas de cara a garantizar un correcto funcionamiento de nuestro sistema digestivo. También podemos suplementar la actividad intestinal a través del consumo de los llamados alimentos probióticos. Las infusiones como el té o la manzanilla pueden resultar un gran apoyo para evitar dolores de estómago y para intentar, además, hallar un rato de relajación entre tanta actividad social.  

Puedes leer más artículos similares a Evita los dolores de estómago en Navidad, en la categoría de Dolor de estómago en Diario Femenino.