Por qué deberías salir a correr al menos una vez a la semana

Marta Marciel

Los horarios, el ritmo de vida y el poco tiempo libre hacen que las ganas para hacer deporte disminuyan considerablemente cada día. Sin embargo, si el sueño de tu vida es tener fuerza de voluntad y salir a correr libre como el viento, entonces puedes planteártelo de forma breve: una vez a la semana. Además, te decimos por qué precisamente sería bueno para ti que cogieses este hábito cada siete días

Los beneficios de correr una vez a la semana 

Hacer deporte es bueno desde cualquier prisma, y aunque los expertos recomiendan entre dos y tres días a la semana para que el cuerpo se acostumbre a la actividad y se vean resultados físicos, si sólamente tenemos un día libre, correr es el mejor aliado. Conseguirás preparar tus piernas, tu abdomen y también tus pies para establecer esta rutina deportiva en un día especialmente señalado en el calendario. 

Por otra parte, el hecho de que sea sólo un día hará que lo cojas con muchas más ganas, con una motivación superior, y con tiempo suficiente no sólo para recuperarte sino para motivarte para la siguiente ocasión. Por otra parte, tal y como comentábamos, el tiempo de recuperación será mayor, y esto hará que puedas salir a correr la siguiente semana sin tener agujetas, sin dolor en las plantas de los pies y sin estar agotada. Los beneficios de correr son múltiples: tu cabeza se despejará, cada vez que vayas a salir a correr notarás cómo vas cogiendo fondo -lo que te motivará a seguir entrenando-, conseguirás que tu cuerpo sea firme y moverte más rápido y con soltura, y además verás cómo tus músculos te responden.