TRX: 5 beneficios de practicar el entrenamiento en suspensión

Rocío Jiménez

¿Buscando una forma de bajar de peso mientras te pones en forma? El entrenamiento en suspensión o TRX es uno de los que más está arrasando entre las celebrities. Pese a que fue pensando, en un principio, para ser un entrenamiento militar, este tipo de rutina acabó por colarse en todo tipo de instalaciones deportivas e incluso en los hogares de muchas personas. ¿Quieres saber qué tiene de bueno esta rutina? Aquí tienes varios motivos.

5 razones para sumarte al entrenamiento en suspensión o TRX

1. Nos permite trabajar, con distintos ejercicios, todos los músculos del cuerpo ayudando a mejorar nuestra movilidad, coordinación y flexibilidad. No importa que estés centrada en una sola parte de tu cuerpo ya que al estar en suspensión entran en juego todos tus músculos.  

2. Al practicarlo con todo nuestro peso corporal, conseguimos aumentar la fuerza y resistencia muscular así como tonificar todo nuestro cuerpo

3. Si lo que quieres es bajar de peso, este es tu entrenamiento. Podrás potenciar tu frecuencia cardíaca y en consecuencia quemarás más calorías que con otros ejercicios. Se trata de una rutina que te mantiene en constante movimiento, así que ¡prepárate para sudar la camiseta! 

4. No es necesario acudir a un gimansio. Si no tienes dinero ni tiempo para acudir a diario al gym siempre puedes comprar tú mismo las cuerdas. Eso sí necesitarás un anclaje al techo o a una pared además de un espacio aproximado de 2x2.

5. Se disminuye el riesgo de lesiones. Pensado para trabajar los músculos estabilizadores, aquellos que nos permiten tener una postura correcta,  con el entrenamiento TRX reducimos las posibilidades de lesionarse. Gracias a que lo que más se trabaja es el core conseguimos también reducir los dolores de espalda. 

Puedes leer más artículos similares a TRX: 5 beneficios de practicar el entrenamiento en suspensión, en la categoría de Ejercicios en Diario Femenino.