Falsos mitos y leyendas: las manchas blancas de las uñas son por falta de calcio

Beatriz Iznaola

Uñas

Las manchas blancas en las uñas que todos hemos sufrido alguna vez en la vida recibe el nombre de leuconiquia. Infinitas son las leyendas urbanas que se han contado sobre estas pequeñas nubecillas blancas que nos aparecen las uñas. Una de ellas, quizá la más conocida, es que esto aparece por falta de calcio, lo cual es totalmente falso. Verdaderamente las pequeñas manchas antiestéticas, pero inofensivas se producen por un proceso inflamatorio o un traumatismo en la matriz de la uña, que surgió con mucha anterioridad a lo que creemos. La uña crece un milímetro cada diez días, así que si vemos que tenemos una manchita en la mitad de la uña probablemente esta lesión se haya producido unos cuantos meses atrás.

Un traumatismo o un proceso inflamatorio son los culpables de las manchitas blancas

Sí, ya podemos dejar atrás el falso mito, que tanto se ha transmitido de generación en generación, sobre la supuesta relación en las manchas blancas en las uñas y la falta de calcio en la persona que lo sufre. Así, muchos dermatólogos que lo han estudiado durante años han podido demostrar que esto se produce por el proceso traumático que da lugar a una queratinización anormal, es decir, a un crecimiento irregular en forma. ¿Cómo se produce un traumatismo? Es sencillo, bastará con teclear demasiado fuerte las teclas del ordenador, dar golpecitos con las uñas sobre la mesa, toquetearlas demasiado e incluso será suficiente con realizarse una manicura demasiado agresiva

No hay ningún tratamiento conocido para eliminar la leuconiquia, lo único que podemos hacer es dejar crecer nuestras uñas, para mas tarde poder cortarlas y que vuelvan a su estado natural o, bien, si nos corre mucha prisa podemos esconder estas pequeñas manchas bajo una capa de esmalte de algún color oscuro, ya que con colores claros nos arriesgamos a que puedan seguir notándose. Otra forma de evitar esto es no mordiéndonos las cutículas, ya que esto es uno de los muchos motivos por los que aparecen los traumatismos en las uñas. Todos los especialistas recomiendan una serie de pautas para cuidar nuestras uñas y evitar estos posibles problemas. Lo esencial es mantener una buena y estricta higiene de la zona, al igual que una hidratación de la misma. Por otro lado, hay que evitar los limados violentos o el lavado muy fuerte para limpiarlas. Evitando todo esto y aplicando un esmalte protector antes de pintarlas conseguiremos tener unas uñas sanas.