Cómo cuidar tu vagina para no tener infección de orina

María José Roldán Prieto

Son muchas las mujeres que sufren infecciones de orina a lo largo de su vida y no se dan cuenta que en ocasiones el mejor remedio para no tenerlas en cuidando esta zona tan importante. No hay una mejor cura que una buena prevención, por eso tendrás que aprender a cuidar tu vagina para no sorprenderte cuando veas un flujo vaginal demasiado oscuro, o con olor y que además te pica.

Cuidar la vagina para no tener infecciones de orina

Lo primero que deberás tener en cuenta es tener una buena higiene de vagina y limpiarte siempre de adelante hacia atrás. No te limpies de atrás hacia adelante porque entonces los gérmenes del recto podrían perjudicarte y transferirse a tu vagina a través de tu mano. Después de utilizar el inodoro para hacer tus necesidades es importante que te limpies también siempre de adelante hacia atrás y no utilices dos veces el mismo papel.

Es mejor que te duches y que evites los baños prolongados porque el agua del baño puede contaminarse y que te perjudique. Y lava siempre tu vagina correctamente. Nunca te realices duchas vaginales. Cuando tengas la regla usa más tampones –o la copa menstrual- para evitar el uso desmesurado de compresas, así podrás  mantener la vagina lo más seca posible. Esto ayudará a que no haya una proliferación de bacterias.

También será muy importante que no te aguantes las ganas de hacer pipí, es mejor que vacíes tu vejiga por lo menos a cada 4 horas durante el día mientras estás despierta, incluso aunque no tengas ganas de hacer pipí puedes intentarlo. Pero no te aguantes, hazlo siempre que tengas la oportunidad. Por último pero no menos importante, es necesario que uses ropa adecuada para que tu vagina pueda respirar bien –no uses ropa demasiado apretada- y además, mantén una dieta equilibrada y saludable para que no te falten nutrientes ni vitaminas y puedas tener las defensas altas, algo que hará que una infección de orina sea más complicado que aparezca.