Cómo cambia el flujo vaginal en el ciclo menstrual

María José Roldán Prieto

Los cambios en el flujo vaginal

El ciclo menstrual de la mujer tiene diferentes etapas que suelen durar en períodos regulares de 28 a 32 días, pero que en cada momento de estas etapas el cuerpo de la mujer presenta cambios. Desde la liberación del óvulo de los ovarios, el recorrido por las Trompas de Falopio y su llegada al útero para poder ser fecundado puede hacer que el flujo vaginal presente algunos cambios. Es importante conocer los cambios del flujo vaginal para saber si todo va bien o no, ¿necesitas respuestas?

Los cambios del flujo vaginal en el ciclo menstrual

Durante el ciclo menstrual y cuando no estás ovulando y todo marcha correctamente, tu flujo vaginal puede ser blanquecino o algo transparente y con una textura normal a la que seguramente ya estés acostumbrada.

Cuando estés en la etapa de ovulación y se acerque el momento en el que te acerques a tu momento más alto de probabilidad de embarazo, es muy probable que el flujo empiece a cambiar. En esta etapa, tu cuerpo te indica que tienes más probabilidades de quedarte embarazada gracias a tu flujo vaginal. Se volverá más espeso y viscoso, así como si fuese una clara de huevo. Esto es así porque el moco cervical se transforma para poder ayudar a los espermatozoides –en el caso que haya relaciones sexuales sin protección- a que puedan cumplir su recorrido y alcancen al útero para poder fecundarlo. Después de esto, el flujo volverá a su textura normal.

En el caso que notes cambios en el flujo vaginal y lo veas de un color demasiado amarillento, verdoso o que huela mal y además te pique la vagina o notes irritaciones… esto no tiene nada que ver con el ciclo menstrual. Cuando se notan cambios en el flujo vaginal, lo mejor es acudir al médico para comprobar de qué se trata y poder encontrar la solución más adecuada para ti, sobre todo si tienes hongos vaginales o algún tipo de infección.