¿El DIU de cobre engorda? Mitos y realidades de este efecto secundario

Teresa Guerra

El DIU y sus mitos de peso

El DIU es uno de los métodos anticonceptivos más recientes y populares entre las mujeres. Existen diferentes dispositivos, algunos basados en la liberación de hormonas, como es el caso del DIU Mirena, y otros con un funcionamiento mecánico, como el DIU de cobre o T de cobre.

Cada alternativa presenta diferentes ventajas o inconvenientes, y por lo tanto dependerá de la mujer elegir cuál es el más adecuado a su situación. Uno de los efectos secundarios que más preocupan por el uso del DIU de cobre es el posible aumento de peso que puede conllevar.

Aumento de peso con el DIU de cobre

El DIU de cobre se diferencia principalmente del DIU Mirena en que se trata de un dispositivo físico en el que no interviene la liberación de progesterona u otras hormonas. El DIU de cobre se coloca en el cuello uterino e impide la fecundación del óvulo bloqueando el acceso de los espermatozoides.

Por lo tanto, al no existir un cambio en el equilibrio hormonal, el DIU o T de cobre está considerado como uno de los métodos anticonceptivos que no cuentan con el aumento de peso entre sus efectos secundario. Aún así es posible que al implantarlo haya algunas reacciones durante los primeros meses, sobre todo aumento del sangrado y molestias físicas, que puede hacer que la mujer sienta menos deseos de realizar ejercicio físico y puedan llevar a engordar algunos kilos.

Si se produce un aumento de peso al implantar el DIU de cobre, lo más recomendable es paliar los dolores con medicamentos, realizar ejercicio físico suave y llevar una dieta ligera y equilibrada, a poder ser recomendada por un nutricionista profesional. Si las molestias continúan, debemos acudir al médico o ginecólogo para buscar otras soluciones alternativas.