Lectura contra el insomnio: ¿leer ayuda a dormir bien?

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

De la misma forma que las canciones de cuna sirven para que los bebés se duerman, la lectura de cuentos tiene el mismo efecto sobre los niños. Basándose en estas primeras experiencias vitales, algunas personas recurren a la música para combatir el insomnio, mientras que otras, lo hacen con un libro entre las sábanas. Sin embargo, ¿cuántas veces te has quedado despierta media noche porque estabas enganchada a las páginas de un libro?. Por eso nos preguntamos si leer es un buen método para dormir.

Leer para dormir bien

En esto de las técnicas o remedios contra el insomnio, la única premisa que es válida para todas las personas es la de mantener una correcta higiene del sueño. A partir de ahí, los trucos, remedios, tratamientos o terapias para dormir bien dependerán de cada persona. Se trata de ir probando cuál es el que mejor resultado nos da. Leer es para muchas personas un bálsamo inductor del sueño.

Muchas personas se meten en la cama con un libro y no ha pasado media hora cuando ya se han quedado dormidas. Pero dormirse rápidamente no es sinónimo de calidad del sueño y, no tenemos asegurado el descanso. Por eso, para utilizar la lectura como tratamiento anti insomnio hay que tener algunas precauciones, como por ejemplo, que la luz que utilicemos sea muy suave en el caso de que nos quedemos dormidas con ella encendida. Porque dormir con una luz encendida puede perjudicar la calidad del sueño.

También hay que tener en cuenta si dormimos solas o acompañadas, porque puede que nuestra pareja necesite oscuridad para conciliar el sueño. En cualquier caso, leer un libro también se aconseja para esos casos de insomnio en los que nos levantamos a media noche totalmente despejadas. En ese momento, lo mejor es levantarnos, ir a otra habitación y leer unas páginas durante 20 o 30 minutos.

Leer para no dormir

Pero hay que tener cuidado con el libro que elegimos para dormir. Tampoco es cuestión de que sea tan aburrido que no nos apetezca ni abrirlo, pero si la lectura es demasiado interesante, si nos exige, como a veces ocurre, seguir y seguir leyendo hasta el final, tal vez leer no sea la mejor idea para combatir el insomnio.

Lo que sí podemos reconocerle a la lectura como técnica contra el insomnio es la capacidad que tiene para poder evadirnos de nuestras preocupaciones. Enfrascadas en la lectura no pensamos en la bronca que nos espera mañana en la oficina, ni en la cita con el ginecólogo, ni en las facturas que aún están por pagar, ni siquiera en la discusión de pareja que hemos tenido esta misma tarde.

Así, la lectura puede relajarnos, puede hacernos olvidar los problemas y puede ser útil para liberar nuestra mente de pensamientos negativos. Porque para dormir se necesita una mente limpia. Sin embargo, si el libro es demasiado interesante, si la intriga nos supera, puede que al segundo capítulos hayamos decidido que vamos a pasar otra noche sin pegar ojo.

Puedes leer más artículos similares a Lectura contra el insomnio: ¿leer ayuda a dormir bien?, en la categoría de Insomnio en Diario Femenino.