Beneficios del sol en la menopausia: disfruta pero con protección

Disfruta del sol en la menopausia

Son muchas las mujeres que no se deciden a disfrutar de un día de playa una vez que han llegado a la menopausia. Trastornos como los sofocos, las pérdidas de orina o el aumento de peso hacen que algunas mujeres se queden en casa y renuncien a disfrutar de su vida social.

Entre los miedos más comunes de las mujeres en la menopausia está tomar el sol, ya que en esta época son frecuentes los problemas dermatológicos y las manchas en la piel. Sin embargo, tomar el sol tiene unos grandes beneficios para la mujer en la menopausia.

Los beneficios del sol en la menopausia

El principal que beneficio que obtenemos del sol en la menopausia es prevenir la osteoporosis. Muchas personas creen que basta con seguir una dieta rica en calcio para mantener unos huesos fuertes y prevenir las fracturas, pero por más calcio que tomemos, éste ha de ser fijado en nuestros huesos.

Para ello es fundamental la vitamina D, una vitamina que podemos conseguir a través de la alimentación o de suplementos vitamínicos, pero sobre todo gracias a la exposición al sol. De esta manera, evitar la osteoporosis en la menopausia pasa por tomar el sol entre 15 y 30 minutos diarios. 

Además, sabemos que el sol es una gran fuente de energía que nos revitaliza y equilibra nuestro estado de ánimo, tan sujeto a variaciones durante la menopausia. La luz del sol es imprescindible para todas esas mujeres que ven cómo su ánimo va decayendo al entrar en la menopausia y se acercan peligrosamente a la depresión.

Protégete del sol en la menopausia

Efectivamente, son muchos los beneficios que podemos obtener del sol para aliviar algunos trastornos de la menopausia, tanto a nivel físico como emocional. Sin embargo, no podemos olvidar el riesgo que supone una exposición prolongada al sol. Por lo tanto, la protección será fundamental tanto cuando disfrutemos de un día de playa como en nuestros paseos por la ciudad.

Y es que los daños que puede causar el sol durante la menopausia no se limitan al cáncer de piel, sino que nuestra piel está mucho más sensible en esta etapa y la aparición de manchas y arrugas profundas puede verse incrementada si tomamos el sol sin las debidas precauciones.

Utilizar una crema fotoprotectora durante todo el año es fundamental para mantener nuestra piel joven, pero si vamos a disfrutar de un relajante día de playa, debemos aumentar el factor de protección solar. Y por supuesto, conviene evitar las horas de máxima radiación.

Laura Vélez  •  sábado, 1 de junio de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x