Cómo cuidarse la diabetes en la menopausia

Laura Sánchez
Laura Sánchez Especialista en interpretación de sueños

Las personas diabéticas saben los cuidados adicionales que deben mantener para conseguir una mejor calidad de vida. Llega un momento en que cualquier persona enferma de diabetes tiene controlada su situación así como los niveles de glucosa en sangre.

Pero este cuadro cambia completamente ante la llegada de la menopausia, ya que los cambios hormonales producidos por la reducción de estrógenos afecta a su enfermedad. La información y el control médico serán fundamentales para controlar la diabetes en la menopausia.

Efectos de la menopausia en la diabetes

Si bien somos partidarias de afrontar la menopausia sin dramas, no podemos obviar todos esos trastornos de la menopausia que afectan a nuestra calidad de vida. Una calidad de vida que puede verse perjudicada si le añadimos alguna enfermedad como es el caso de la diabetes.

Y es que la reducción de estrógenos afecta y mucho a los niveles de glucosa en sangre. Además, la fatiga propia de la menopausia y la reducción de la actividad física pueden acentuar el problema de la diabetes. En cualquier caso, si tienes diabetes, es fundamental que acudas a revisión médica en cuanto notes los primeros síntomas de la menopausia.

Trastornos de la menopausia como el aumento de peso pueden afectar negativamente a tu enfermedad, por lo que es posible que necesites cambiar tu dosis habitual de insulina o los medicamentos con los que te estés tratando la diabetes. Otro problema que se acentúa en el caso de la diabetes en la menopausia son las infecciones vaginales, pero con el debido cuidado, todas podemos hacer frente a la situación.

Cómo evitar que la menopausia afecte a la diabetes

Además del exhaustivo control médico que requiere esta situación en la que se unen diabetes y menopausia hay algunos cambios que puedes introducir en tu vida diaria para reducir los efectos negativos de la menopausia en tu enfermedad. El primero y el más importante es una dieta sana y equilibrada, baja en grasas y que te aporte todos los nutrientes que el organismo necesita.

El ejercicio físico resulta fundamental si quieres evitar el aumento de peso así como reducir el riesgo de padecer alguna enfermedad cardiovascular. Deberá ser un ejercicio físico adaptado a tus necesidades y con los cuidados específicos que requiere la menopausia, teniendo en cuenta, sobre todo, el peligro de osteoporosis.

Y por supuesto, no puedes dejar de revisar tus niveles de azúcar en la sangre, ya que en la menopausia variarán mucho. Tanto durante el día como durante la noche, es posible que al principio de la menopausia necesites estar muy pendiente de esos niveles. Pero puedes estar segura que enseguida tendrás contralada la situación.

Puedes leer más artículos similares a Cómo cuidarse la diabetes en la menopausia, en la categoría de Menopausia en Diario Femenino.