El rol del marido en la menopausia

Laura Sánchez

El rol del marido en la menopausia

Las relaciones de pareja son complicadas y a lo largo de la vida su estabilidad se pone a prueba atravesando momentos difíciles y de incomprensión. Uno de los momentos cruciales en los que una pareja es puesta a prueba es la menopausia, ya que supone un periodo de cambios importantes a todos los niveles. Sin duda alguna, la entrada a la madurez se afronta mejor si cuentas con el apoyo de tu marido.

En qué afecta la menopausia a tu marido

Es cierto que la menopausia es algo que le ocurre a la mujer, aunque algunos hombres también puedan experimentar la llamada andropausia, pero que sea un rasgo exclusivo femenino no quiere decir que debamos afrontarlas solas sin contar con nuestra pareja. Al fin y al cabo, nuestra pareja también se verá afectada por los trastornos de la menopausia.

El aspecto más evidente que puede perjudicar a una pareja cuando la mujer entra en la menopausia es la vida sexual. Síntomas de la menopausia como las pérdidas de orina, el envejecimiento de la piel, los desajustes hormonales y la sequedad vaginal pueden dificultar las relaciones sexuales además de ser un motivo para que el deseo sexual de la mujer disminuya considerablemente.

Menos evidentes, pero tan nefastos para la relación de pareja, son los cambios psicológicos que la mujer sufre en la menopausia. Asumir que se pierde la juventud para entrar en la madurez, con esa demostración práctica que supone el debilitamiento de los huesos, la falta de concentración o la fatiga permanente puede ser un escollo más a la hora de mantener una pareja estable.

La actuación del marido en la menopausia

Por eso es fundamental que el marido no se desentienda en cuanto aparezcan los primeros síntomas de la menopausia y de por sentado que es un asunto que tiene que resolver la mujer. Cuanto más apoyo y comprensión por parte del marido tenga, la mujer podrá superar los trastornos de la menopausia más fácilmente y con menos consecuencias negativas.

Pero para que el marido se convierta en un aliado, en un compañero y en un cómplice tiene que ser consciente de la transformación que supone la menopausia en la vida de la mejor. Y para eso nada mejor que mantener una comunicación fluida aportando al marido toda la información que seguramente desconoce acerca de los procesos físicos que están teniendo lugar en el cuerpo de la mujer.

Por lo tanto, en la menopausia más que nunca, la relación de pareja es cosa de dos, de un marido que se implique en la vida de la mujer, facilitándole los remedios para aliviar los síntomas de la menopausia, y de una mujer que no deje a su marido al margen de los cambios que está experimentado. Porque cuando se vive en pareja, la menopausia no es solo cosa de mujeres.