¿Mal aliento con la regla? La relación entre la halitosis y la menstruación

Beatriz Iznaola

La halitosis es una enfermedad que viene provocada por otras enfermedades que tiene como resultado el mal aliento. Es muy incómoda, ya que además el que la sufre no es consciente de ello y si lo es no se atreve a hablarlo en público, ya que es un tema que es bastante tabú en nuestra sociedad. Por esta razón, muchas personas que lo sufren acuden a las consultas sin haberlo hablado antes con nadie, ni siquiera con sus parejas o familiares. Son muchos los motivos que nos hacen sufrir esta enfermedad, algunos de ellos son el estrés y la menstruación. El ciclo menstrual provoca en el cuerpo de la mujer muchos cambios hormonales, los cuales afectan directamente a la concentración de compuestos sulfúricos volátiles, que son los causantes del mal aliento.

Halitosis y menstruación

El sulfuro de hidrógeno y el metil mercaptano son dos de los compuestos que sufren cambios durante el ciclo menstrual de la mujer. Esto se produce por el cambio de nivel de estrógenos que vive la mujer durante la menstruación, puede general respuestas bioquímicas en la boca y esto hace que se genere mayor número de compuestos sulfúricos volátiles malolientes. Este proceso afecta directamente a los tejidos bucales que cuando se renuevan son utilizados por las bacterias como alimento, estas bacterias son las causantes de la halitosis

Si sufrimos esto durante la menstruación hemos de ser conscientes de que sólo será una halitosis temporal o transitoria y que no debemos preocuparnos más allá de lo que es, aunque nunca está demás poder hablar con un especialista. No todas las mujeres lo sufren y otras lo padecen sólo en determinados meses. Su origen es fisiológico y depende del organismo de cada persona, por eso se explica que no aparezca siempre y en todas las mujeres. 

Lo más importante para evitar la halitosis durante la menstruación es que primero hemos de darnos cuenta de que la sufrimos y para esto lo mejor que podemos hacer es preguntarle a alguna amiga o familiar si ellos también lo notan. Así, será recomendable cepillarse los dientes después de cada comida y la oxigenación continua. Uno de los causantes del mal aliento es justo por la falta de oxigenación, así que esto será muy importante a la hora de evitar este problema.