Por qué es importante cuidar los pies

Irene Gusi

La importancia del cuidado de los pies

La importancia del cuidado de los pies radica en el esfuerzo que tienen que hacer a diario sosteniendo la totalidad del peso corporal y permitiendo la movilidad del cuerpo. Pese a todo ese sacrificio, suelen ser los grandes olvidados y no les prestamos los cuidados que realmente necesitan y se merecen.

El uso de un calzado inadecuado, el mal secado de los pies al salir de la ducha y la escasa hidratación que se les proporciona hace que nuestros pies presenten problemas que, con las atenciones necesarias, no tendrían.

El imprescindible cuidado de los pies

Las alteraciones más comunes que sufren los pies son los callos, durezas y hongos por consecuencia de malas acciones diarias que podríamos evitar.

Tras cada lavado debemos hidratar los pies, sobre todo incidiendo en la planta y los talones, pues es en estas zonas donde aparecen más las grietas y los surcos debido a una falta de hidratación. Si encontramos la dermis seca, es aconsejable también aplicar un bálsamo corporal o unas gotas de aceite antes de ir a dormir para que el líquido penetre durante la noche y la piel se regenere.

Otro de los problemas que surgen a raíz de la falta de hidratación de los pies son los callos, que empiezan siendo casi imperceptibles pero que, si no se cuidan, pueden llegar a suponer un problema grave hasta el punto de no poder andar bien o no poder usar todo tipo de calzado.

Para el tratamiento de estos callos y rozaduras podemos recurrir a la piedra pómez, cuyo objetivo es eliminar ese tipo de problemas y con ello acabar con la piel muerta que se encuentra en la zona de los pies.

Respecto a los hongos, el mejor remedio es una correcta transpiración y eso empieza por un buen calzado. Además debemos evitar ponernos calcetines que se encuentren húmedos o no secar bien los pies pues, con la humedad se producen este tipo de bacterias que dañan a nuestros pies y a sus uñas.