Problemas veraniegos para los pies

María José Roldán Prieto

Normalmente los pies están encerrados durante todos los meses de frío, pero cuando empieza a llegar el calor y el buen tiempo es como si de una liberación se tratase el poder dejar los pies al aire libre. Pero hay que tener más cuidados de la cuenta para evitar los problemas veraniegos de los pies, ya que éstos pueden ser muy molestos. 

Problemas veraniegos que pueden ocurrir en los pies

- Uñas encarnadas. Para evitar las uñas encarnadas tendrás que recortar tus uñas en forma recta, pero no demasiado corto, ni tampoco recortarlas hacia los lados. Si no sabes cómo hacerlo, pide ayuda a un profesional.

- Hongos en las uñas o en los pies. En verano por ir demasiado a las piscinas o por la humedad de estos lugares pueden aparecer hongos en los pies y en las uñas. Ambos necesitarán tratamiento médico, pero en el caso de los hongos en las uñas tardan mucho tiempo en irse, tanto que parece que no se vayan nunca (con un tratamiento adecuado pueden tardar un mínimo de 6 meses).

- Pies sudorosos. Para evitar que los pies te suden demasiado y que a causa de ello te huelan los pies, tendrás que llevar zapatos o sandalias abiertos, de esta manera tendrás los pies aireados y no te sudarán tanto. Además si debes llevar zapatos cerrados tendrás que cambiar el calcetín todos los días y usar calcetines de algodón para mantener tus pies más secos y menos sudorosos.

- Dolor en los talones. Si llevas chanclas todo el verano acabarás teniendo dolor de talones y también de espalda. No caigas en la tentación de llevarlas puestas todo el verano y combina con otro tipo de calzado.

- Pieles duras. Las pieles duras en verano es normal que salgan, sobre todo en verano ya que se llevan zapatos más abiertos que durante el invierno. Por eso tendrás que retirarla con una lima o piedra pómez para los pies y después aplicar una crema hidratante.

- Ampollas. Las ampollas en los pies también son bastante comunes, sobre todo cuando se llevan sandalias o calzado que hacen roces. Las ampollas son realmente molestas, pero tendrás que esperar a que se sequen por sí solas para evitar infecciones o molestias mayores.

Puedes leer más artículos similares a Problemas veraniegos para los pies, en la categoría de Pies en Diario Femenino.