¿Eres nuevo en la oficina? 8 formas de caer bien a tus compañeros

Pon tu mejor sonrisa y aléjate de los compañeros tóxicos

Tamara Sánchez

¿Eres nuevo en la oficina? 8 formas de caer bien desde el primer momento

Todos hemos pasado por esta situación en algún momento de nuestra vida: Ser el nuevo en la oficina. Suena el despertador, escoges el mejor atuendo de tu armario y te diriges con la mayor de tus sonrisas a tu nuevo trabajo dispuesto a triunfar y caerle bien a todo el mundo. Una tarea realmente complicada en la que los nervios y la tensión del primer día no ayudan en absoluto.

No sabes lo que te encontrarás al llegar: ¿Serán agradables mis compañeros? ¿Con qué actitud me recibirá mi jefe? ¿Estaré a la altura de las tareas que tendré que desempeñar? Las dudas se amontonan en la cabeza y la inquietud va creciendo a medida que te vas acercando al lugar donde se encuentra la nueva oficina. No te preocupes, pase lo que pase e independientemente de cómo se desarrollen los acontecimientos, hay ciertas cosas que están en tu mano y puedes hacer para encajar y caer bien desde el primer momento. ¿Todavía no sabes cuáles son? Tranquila, te las contamos.

Cómo encajar cuando eres nuevo en el trabajo

¡Socorroooo! Es tu primer día en tu nuevo empleo y los nervios se están apoderando de ti. No quieres meter la pata, lo único que quieres es caer en gracia, encajar y demostrar tus dotes y aptitudes en el puesto. Que no cunda el pánico, solo tienes que prestar atención y seguir paso a paso todos estos consejos. ¡Triunfarás!

1 Sé puntual

La puntualidad es la mejor carta de presentación de cualquier persona. ¿Todavía lo dudabas? El primer día está absolutamente prohibido llegar tarde. Ser puntual significa ser responsable y organizada. Además, llegar pronto también deja entrever el compromiso que tienes con la empresa, así que si quieres dar buena impresión y entrar por la puerta grande desde el primer día, no te olvides de ajustar bien el despertador y planificarte para llegar a tiempo.

2 Trata de aprenderte los nombres de tus compañeros

Cómo encajar cuando eres nuevo en el trabajo

Una de las mejores cosas que puedes hacer para tratar de ganarte rápidamente la confianza de tus nuevos compañeros es aprenderte sus nombres lo antes posible. Hay personas que tienen una gran habilidad para esto. Si este no es tu caso, te damos un pequeño truco: Ve anotando los nombres de todos en una libreta a medida que se vayan presentando y agrega a continuación una característica particular de cada una de las personas como por ejemplo: usa gafas, tiene el pelo largo con mechas… Luego en casa te tocará estudiarte la lista, pero nadie lo sabrá y tú quedarás como una reina.

3 Pide las cosas por favor y no te olvides de dar las gracias

Este consejo parece muy obvio, pero aunque te parezca mentira, los nervios pueden traicionarte y hacer que se te olvide decir estas dos palabritas básicas a la par que mágicas: por favor y gracias. Úsalas sin reparos. Dejarás claro que eres una persona extremadamente educada y te ganarás el afecto de tus compañeros al instante.

4 Pon tu mejor sonrisa

¿Hay algo mejor que sonreír para demostrar lo simpática que eres? Si la gente te ve desde el primer momento como una persona alegre y feliz, contagiarás rápidamente esa vitalidad y todo el mundo querrá tenerte al lado. El primer día puede que te sientas un poco abrumada y te cueste llevar a cabo las tareas que te ordenen, pero si respondes en todo momento con la mejor de tus sonrisas lograrás contrarrestar cualquier error que puedas haber cometido. ¡No lo dudes!

5 No exageres

Muchas veces por querer quedar bien nos comprometemos a desarrollar ciertas tareas que no nos corresponden o que sabemos de sobra que no vamos a poder cumplir. No lo hagas. Es mejor que muestres desde el primer momento tus verdaderas capacidades a que trates de llegar a algo imposible y al final se ponga en duda tu productividad ante tus compañeros y lo que es peor: ante tu jefe.

6 Sé tú misma

Cómo caer bien a mis compañeros de trabajo

Este es uno de los consejos más fundamentales que te podremos dar. No trates jamás de ser alguien que no eres. Ni en el ámbito laboral ni en ningún otro de tu vida. ¿No eres cariñosa? No intentes forzarte a serlo. ¿Te gusta decir las cosas a la cara? Continúa haciéndolo. ¿Tienes un carácter fuerte? Que no te importe sacarlo de vez en cuando. Si no eres fiel a tu personalidad, tarde o temprano se te va a acabar viendo el plumero y esto es algo que no te va a beneficiar. Tus compañeros se terminarán alejando de ti. Así que ya sabes, desde el primer momento sé tú misma.

7 Ofrece ayuda

¿No querrás parecer una persona arisca y egoísta el primer día, no? Las primeras impresiones cuentan mucho así que una buena manera de romper el hielo con tus compañeros es ofrecer ayuda. Eso sí, recuerda hacerlo siempre dentro de tus límites…

8 Huye de los compañeros tóxicos y pesados

En todas las oficinas siempre está el típico compañero al que le gusta meter cizaña y crear malos rollos entre la gente. Se suelen caracterizar por ser personas cotillas a las que no les importa en absoluto criticar a la persona que tienen al lado. Trata de identificarlos desde el primer día y aléjate de ellos. ¡Huyeeee!

Cuéntanos, ¿te han servido estos trucos para encajar con tus compañeros en tu nuevo trabajo?