Cómo superar la timidez en un trabajo nuevo

Laura Sánchez
Laura Sánchez Periodista

Para las personas tímidas hay situaciones más estresantes de lo normal. Es el caso de empezar en un trabajo nuevo, algo capaz de sacar los nervios de la persona más segura de sí misma. Pero la timidez se puede vencer y también se puede superar el pánico al primer día de trabajo. Descubre cómo superar la timidez en un trabajo nuevo.

Primer día de trabajo sin timidez

Una de las situaciones más complicadas a las que nos enfrentamos es al primer día de trabajo en un lugar nuevo. La cosa se pone aún peor para las personas tímidas que, a su timidez habitual deben sumarle los nervios y hasta el pánico de su inseguridad. Pero es importante aprender a controlar esa timidez y esos miedos para empezar en el nuevo trabajo con buen pie.

El primer paso para que no se note tanto la timidez es la sonrisa. Si llegas el primer día sonriente, tus compañeros tendrán una visión de ti más accesible y cercana. La sonrisa te facilitará mucho las cosas en tu primer día de trabajo. No te olvides de mirar a la cara a tus compañeros y trata de imponer sus nombres y sus caras a ese nerviosismo que te empuja a desaparecer del lugar cuanto antes.

No está de más practicar algunos ejercicios de relajación antes de ir a tu trabajo nuevo. Retén en tu memoria algunos trucos para respirar y tranquilizarte y no dudes en utilizarlos en el baño en algún momento de más tensión. Recuerda que no somos tan transparentes como pensamos y es muy probable que ni tus compañeros ni tus jefes estén notando que tienes el corazón a mil por hora.

El mejor truco para actuar lo más tranquila posible ese primer día de trabajo es el pensamiento positivo. Puedes ganar mucha seguridad en ti misma si piensas que si te han contratado será por algo, porque estás cualificada y porque vales. Antes de demostrarle al resto del personal por qué estás en ese trabajo, es necesario que te lo demuestres a ti misma.