¿Se ha infectado mi tatuaje?

Por qué se infecta un tatuaje y cómo debes actuar

Beatriz Martínez

Decides el lugar dónde hacerte el tatuaje, el dibujo, si va a ser con color o en tinta negra... Y una vez que lo tienes, sigues todas las indicaciones del tatuador para que esté lo más bonito posible: le pones la crema adecuada, lo proteges del sol y lo limpias varias veces al día. A pesar de todo, ocurre en ciertas ocasiones que un tatuaje se puede infectar. En Diario Femenino te contamos las razones por las que se puede infectar un tatuaje y qué hacer para solucionarlo.

Cómo saber si mi tatuaje se ha infectado

Para empezar, debemos decirte que no hay que confundir una infección con el proceso de cicatrización. Un tatuaje infectado o en mal estado presenta estas características:

+ Si, tras pasadas 48 horas, el tatuaje y la piel de alrededor tienen un color muy rojo, es síntoma de que hay infección

+ A su vez, la piel está inflamada y algo dolorida, sobre todo cuando lo tocas.

+ Si la infección sigue su curso, se pueden dar otros síntomas como fiebre o malestar general.

+ Desprende mal olor y se nota la descamación.

+ La zona de la piel donde está el tatuaje tiene pus.

¿Cuáles son las razones por las que se infecta un tatuaje?

Hay veces que se infecta por la falta de cuidado, hay que seguir al pie de la letra las indicaciones que nos da el tatuador. Sin embargo, otras veces se infecta por mucho cuidado que tengas. Estas son las principales razones:

+ El lugar donde te hiciste tu tatuaje no contaba con los recursos adecuados o la higiene no era la correcta.

+ La tinta del tatuaje estaba ya contaminada.

+ Uso de ropa áspera que irrita la piel y hace que la cicatrización no se complete.

+ Nadar en piscinas antes de que pase el tiempo indicado por el tatuador.

Cómo debes tratar un tatuaje infectado

Una vez se ha detectado la infección en la zona del tatuaje, se debe tratar lo antes posible para que no siga su curso y evitar así que cause más daños.

+ Limpia bien el tatuaje y la zona del alrededor con agua tibia, jabón neutro y seca con toallas desechables. Ayúdate de gasas para quitar la pus si es que la tiene.

+ Coloca sobre el tatuaje un apósito o una venda y cámbialo cada vez que vayas a limpiarlo según hemos dicho en el punto anterior.

+ Si notas mucho dolor o incomodidad, puedes poner un poco de hielo con una gasa durante unos instantes, esto te aliviará hasta que el antibiótico comience a hacer efecto. 

+ Acude al doctor para que te mande antibióticos para tratar de raíz la infección de tu tatuaje, los podrás tomar vía oral o en crema para una actuación más directa.

+ No descartes tampoco que tu médico te hagas análisis de sangre ante la duda de que la infección haya sido causada por la una mala higiene del lugar donde te hiciste tu tatuaje.

Sigue estos consejos y la infección desaparecerá por completo, ¡tu tatuaje volverá a estar perfecto!