Cómo conservar el vino (abierto o cerrado) sin perder sus propiedades

Trucos para almacenarlo en casa de forma adecuada

L.D

Como buen amante del vino seguro que aprecias el sabor de una buena copa en diversos momentos de tu vida, ya sea después de un día duro, en una reunión con amigos, para cenar con tu pareja o como acompañamiento mientras cocinas. Siempre se ha dicho que el vino alarga la vida y tiene numerosos beneficios para la salud si lo bebes con moderación. 

Pero para poder disfrutar de todas sus características, como su aroma o su sabor, es esencial saber cómo conservar el vino, tanto abierto como cerrado, sin que pierda sus propiedades. Debes tener en cuenta algunas consideraciones para guardarlo en casa sin que se estropee rápidamente y disfrutes de él siempre que quieras, tanto si se trata de una botella abierta como si está todavía cerrada. ¡Toma nota que esto te interesa!  

Cómo conservar el vino si aún no está abierto

El vino sin abrir puede conservar sus propiedades durante mucho tiempo. Sin embargo, es necesario tener algunas consideraciones para guardarlo. Aquí van algunas de ellas:

+ Que no le dé la luz

Es importante mantener el vino en un lugar oscuro, pero si no es posible intenta que no le den reflejos de luz o de sol directamente. El sitio idóneo para conservarlo es en una bodega o vinoteca con la temperatura ajustada. Esta temperatura debe ser constante, sin cambios bruscos, y ajustada al tipo de vino que quieras conservar. 

Sin embargo, no hace falta que tengas una bodega o una vinoteca en casa. Puedes improvisar una 'minibodega' en un armario de la cocina, siempre y cuando no esté muy pegado al horno o a la nevera porque suelen transmitir calor. 

+ El corcho

Muchas de las botellas que se encuentran en el supermercado vienen precintadas con corcho de plástico, que evita que se estropee y se deshaga. Si tienes una botella de este tipo no debes preocuparte. Sin embargo, si se trata de una botella con corcho tradicional debes mantenerla horizontalmente para que no se seque y acabe estropeando el vino. Si pones el vino en posición horizontal, acabará arruinando el contenido de la botella. 

Consejos para conservar el vino después de abrirlo

La conservación cambia cuando hablamos de guardar un vino una vez que lo hemos abierto. Ya sea porque te ha sobrado de una reunión familiar o con amigos, o porque lo has abierto para pocas personas y no lo has terminado. Aquí van algunos tips para proteger las propiedades durante algunos días. 

+ Cuidado con el aire

Por lo general cualquier vino se estropea con el aire, por lo que es necesario taparlo bien para que se conserve mejor. Si cuentas con un corcho no debes tener problemas, pues solo debes taparlo de nuevo. Pero si has abierto un vino con chapa o el corcho se ha estropeado, la cosa se complica un poco. Te recomendamos que te hagas con un tapón de acero inoxidable que te permita tapar cualquier botella para conservarla, al menos, durante 5 días. 

+ La luz

Igual que ocurre si estuviera cerrado: mantenlo alejado de la luz y del calor todo lo que puedas. La solución puede ser meterlo en la nevera (si es blanco) aunque debes tener cuidado si la abres muchas veces o le incide mucho la luz. El vino tinto puedes dejarlo fuera a temperatura ambiente, sin demasiados cambios bruscos. 

Si aún así ha pasado el tiempo y el vino se ha estropeado no significa que tengas que tirarlo, sino que la copa no te sabrá como debería. Sin embargo, todavía podemos aprovechar ese vino. Puede servirnos para cocinar platos buenísimos y así estaremos aprovechándolo también. ¡No lo desperdicies!