Trucos MUY efectivos para conservar la levadura fresca sin estropearse

La vida útil de la levadura es muy limitada, ¿cómo puedes alargarla?

Desde hace un tiempo se ha puesto de moda lo artesanal y lo hecho en casa. Y es que el amor por la comida real (sin conservantes ni aditivos) hace que hagamos lo posible por sacar tiempo para cocinar, ¡y no se nos da nada mal! El pan es una de esas cosas por las que se suele empezar porque es fácil de hacer y te soluciona más de una comida. El pan hecho en casa dura más tiempo y, por supuesto, es más barato. 

¿Cuál es el primer paso para ponerse manos a la obra? Tener los ingredientes que necesitamos. Por ejemplo, la levadura fresca es uno de los ingredientes que se requieren, pero no es fácil conservarlo ya que tiene una vida útil muy corta. Esto se debe a que es un producto vivo, un hongo activo que hace que la masa fermente y diferente a la levadura 'de sobre' que es una mezcla de productos químicos que con agua y calor se convierten en gas y aumentan el volumen de la receta que realicemos.

Pero, ¿existe alguna manera de que este ingrediente te dure mucho más tiempo en buenas condiciones? La respuesta es que sí, y has llegado al lugar indicado. En Diario Femenino te contamos algunos trucos muy eficaces para conservar la levadura fresca sin estropearse. ¿Preparada? ¡Vamos a verlos! 

¿Cómo puedo conservar la levadura fresca en perfectas condiciones?

+ Cierre hermético 

Como hemos comentado, la levadura fresca suele tener una duración corta porque es un producto vivo. Esta duración suele ser, aproximadamente, de dos semanas a 10 días. Es un producto muy delicado que sufre tanto con el frío como con el calor, por lo que debemos darle las condiciones óptimas para que no se estropee con facilidad. ¿Cuál es su conservación ideal? En la nevera, a unos 4-8º C si es posible

Una vez que hayas abierto el envase donde se encuentre la levadura, se puede conservar cierto tiempo pero perderá más rápidamente su eficacia, por lo que es recomendable que la utilices lo antes posible. Para ello, será bueno colocarla en una caja hermética o en un envase y cerrarlo lo mejor posible en la temperatura que te hemos indicado arriba. 

+ Congela la levadura

Otra de las opciones más comunes para conservar la levadura fresca es meterla al congelador. A una temperatura muy fría, como la que proporciona este electrodoméstico, se aletarga y durará más tiempo. Eso sí, es conveniente dejar que se descongele en la nevera con el tiempo suficiente. 

+ Apunta la fecha límite que tienes para utilizarla

Una recomendación a tener muy en cuenta para que no se te pase la fecha de aproximadamente dos semanas de uso de la levadura es escribir en el envase le día que la abriste. De esta manera podrás saber con qué fecha límite cuentas para usarla. 

+ Utilízala en una o dos hornadas y conserva directamente el producto final

Recuerda que siempre puedes hacer con la levadura que tienes una buena cantidad de pan o de bollos. Después, congela y conserva debidamente todos estos alimentos para que no se estropeen. De esta manera, aprovecharás mucho más este producto. 

+ ¿Cómo saber si la levadura se ha estropeado?

Si tienes dudas sobre si la levadura está en perfectas condiciones o no, es decir, si sigue conservando sus agentes activos, existen trucos para saberlo. Por ejemplo, colocar media cucharada de azúcar con dos dedos de agua tibia y mezclar bien: si comienza a haber espuma y a aumentar su tamaño después de unos minutos, la levadura estará buena. Si no sucede nada, habrá perdido su efecto. 

Ahora ya sabes cómo conservar correctamente la levadura, ¿te animas a hacer tus propias recetas? ¡Riquísimas! 

Puedes leer más artículos similares a Trucos MUY efectivos para conservar la levadura fresca sin estropearse, en la categoría de Fácil en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: