Trucos para saber si una calabaza está madura y aprovechar sus propiedades

Cómo elegir una buena calabaza en la frutería o supermercado

Laura García
Laura García Periodista

Las hemos visto en películas de terror, decorando casas, pasillos y colegios. Las calabazas son las protagonistas de Halloween pero no es el único escenario en el que deben atraer la atención. También lo deben hacer a nuestros platos. Ese característico sabor dulce que le da a las cremas, a las salsas o a los postres está lleno de nutrientes beneficiosos para nuestro organismo. 

Entre las propiedades que podemos encontrar en esta hortaliza podemos destacar que es beneficiosa para la hipertensión porque contiene mucha vitamina C, fibra y potasio, y gracias a ello refuerza también nuestro sistema inmunitario. Además, la calabaza ha demostrado tener unos resultados muy positivos contra el cáncer (en concreto de colon y de próstata) y gracias a sus antioxidantes y la cantidad de vitaminas C y E es una buena ayuda para prevenir el daño degenerativo de la salud ocular. 

Por todas estas razones y por muchas más es imprescindible incluir este rico alimento en nuestra dieta y en nuestro día a día. Sin embargo, a veces se hace difícil acudir a la frutería y escoger una que esté en su punto perfecto. ¡Tranquila! En Diario Femenino vamos a darte algunos trucos para saber si una calabaza está madura y aprovechar sus propiedades. ¡Toma nota! 

Trucos para saber si una calabaza está madura

A la calabaza le pasa como a otras frutas u hortalizas, como el melón, el coco o la sandía: todas ellas tienen una cáscara que hace imposible saber en qué estado se encuentra su interior. Pero siguiendo una serie de trucos y consejos serás toda una experta en saber si la calabaza está madura o no y sin necesidad de abrirla. ¡Mira, mira! 

1 Echa un ojo al color

La calabaza poco madura está verde o suele tirar a verde. Sin embargo, si la calabaza está en su punto tiene siempre un color naranja más o menos pálido. Este color es homogéneo, es decir, el color naranja se extiende completamente por toda la superficie y el único punto que suele tener un color más suave es la zona que permanece junto al suelo.

2 Observa la superficie

En este tipo de hortalizas es muy importante cómo se presente la cáscara. Fíjate bien, porque las manchas oscuras y blandas significan que está empezando a pudrirse y, por lo tanto, no merece la pena comprarla. 

3 Golpea con los nudillos

Con ayuda de tus nudillos golpea la cáscara de la calabaza de manera firme. Debes oír que el sonido es hueco, lo que significa que la calabaza está madura. Si el sonido está apagado significa que la pulpa está aguada. ¡Mala señal! 

4 Echa un vistazo al tallo

El tallo de una calabaza debe ser siempre fuerte, duro y leñoso para secarse con una calabaza madura. Nada de estar arrugado o blando o estaremos llevándonos una mala calabaza. Ojo a si nos llevamos una calabaza sin tallo. Sin él, la calabaza se secará mucho antes y podrá pudrirse también antes, por lo que es importante que tenga siempre tallo.

5 No se te olvide la prueba de la cáscara y tus dedos

En muchas frutas y hortalizas con cáscara dura que no nos permite ver su interior esta prueba es muy buena para determinar el nivel de madurez de la pieza. Debemos ejercer cierta presión de nuestros dedos. De modo que, en este caso, la calabaza no debe ceder a nuestra presión puesto que cuanto más madura, más dura y resistente es su cáscara. Por otro lado, si intentamos marcar con nuestra uña la calabaza, tan solo debe dejar una leve y muy ligera muesca, sin llegar a perforar o a marcar del todo. Justo por el mismo motivo que te acabamos de contar. 

 

Con estos consejos ya puedes acudir a tu frutería o supermercado de siempre y comparar y elegir la mejor calabaza para tus recetas.

Puedes leer más artículos similares a Trucos para saber si una calabaza está madura y aprovechar sus propiedades, en la categoría de Sana en Diario Femenino.