Cómo saber si una granada está madura y en su punto sin equivocarte

Trucos para identificar rápidamente la madurez de la fruta

Laura García
Laura García Periodista

Estamos rodeados de frutas maravillosas que nos permiten una variedad increíble de postres, zumos, batidos y platos. Cada una de ellas contienen propiedades beneficiosas para nuestro organismo que debemos incorporar en una ingesta diaria para el bien de nuestra salud. Es el caso de la granada, que además de ser rica en antioxidantes ayuda a prevenir la ateroesclerosis y a mantener a raya los niveles de colesterol malo. 

Su momento de recolecta se sitúa entre finales de agosto a octubre, aunque es de esas frutas que puede seguir madurando una vez que ha sido recogida o cuando te la hayas llevado a casa. Sin embargo, no es una tarea sencilla encontrar la granada perfecta o saber cuándo abrirla para consumirla. ¿Cómo saber si una granada está madura y en su punto sin lugar a equivocaciones? ¡Te lo contamos!

Consejos para saber si una granada está madura 

Los puntos que vamos a contarte a continuación son fundamentales para conocer de primera mano si una granada está madura. Debes estar atenta a lo siguiente para escoger la mejor fruta

+ El color

Hay muchas frutas que nos dan una señal de cómo se encuentran por dentro al fijarnos en su color. Este es un indicativo de la madurez. Por eso, cuando vayas al supermercado o a la frutería a comprar granadas, debes fijarte en las que tengan un color entre un rojo brillante y un amarillo, sin tonos verdosos

+ El aspecto

Es importante elegir unas granadas que no cuenten con grietas o hundimientos en su cáscara. Además, aunque el tamaño no es muy importante (no todas pueden ser de igual tamaño), sí debemos fijarnos en que cuando las cojamos sean pesadas y no ligeras. Esto significará que están llenas de jugo y en su punto de maduración.

+ El tacto

Igual que sucede con otras frutas, la presión es fundamental a la hora de elegir una buena granada. Ejerce una ligera fuerza con los dedos sobre la piel para asegurarte de que es tersa y dura. Si se arruga bajo esta presión, la granada estará pasada. 

Razones por las que deberías incorporar la granada a tu dieta

Como te hemos contado unas líneas más arriba, la granada cuenta con numerosos beneficios para el organismo. Por ello, no hay excusas que valgan para incluirla en nuestra dieta. Su versatilidad nos permite integrarla en muchos platos, y nos ayudará a cuidar nuestra salud y metabolismo gracias a sus múltiples propiedades.

Entre estas propiedades podemos encontrar que es una fruta rica en vitaminas, tanto B2 como B9 o C, y minerales como el potasio, hierro, zinc, magnesio o el calcio. Por si esto fuera poco, la granada es capaz de limpiar los riñones ya que cuenta con una gran cantidad de fibra, y ayuda a proteger la piel contra los efectos negativos del sol. 

Platos de todo tipo para comer más granada

Para introducir la granada en tu dieta debes conocer algunos platos que te sacarán de dudas. Un truco para sacar bien el grano es partir la granada por la mitad, coger una de ellas y abrirla bien. Después, pondremos la parte abierta sobre nuestra mano y con ayuda del mango de un cuchillo iremos golpeando la cáscara para que caigan los granos. 

+ Granada como plato principal

Si queremos incluirla en un plato principal, debes saber que es una fruta perfecta para mezclar en una ensalada. En la versión más sencilla de las ensaladas, podemos encontrarnos con una ensalada de diferentes lechugas, granada y una vinagreta rica. En la versión más compleja, podemos hacer una ensalada de perdiz o de langostinos y aguacate

+ Granada como postre

Si nos centramos en la granada como postre podemos sacar el grano con diferentes zumos o mezclarla en una macedonia o simplemente con un yogur natural. Si queremos algo más elaborado podremos preparar una versión de cheesecake con granada o un sorbete de piña al cava con esta misma fruta.

Puedes leer más artículos similares a Cómo saber si una granada está madura y en su punto sin equivocarte, en la categoría de Sana en Diario Femenino.