7 formas de aprovechar la fruta madura: alternativas para NO tirarla

Soluciones para la fruta que está más pasada

L.D

¿Qué se puede hacer con la fruta madura?

Desde que somos pequeños nos educan en la idea de que comer fruta es esencial, tanto en el colegio como en casa. Seguro que tú también tienes claro que debemos integrar la fruta en nuestra dieta diaria, pero la realidad cambia cuando empiezas a llevarlo a cabo. 

Es posible que tú también hayas vivido ese momento en el que vas al supermercado dispuesta a cargar con una compra sana y, tras unas semanas, te das cuenta de que has pasado poco por casa o has comprado demasiada cantidad para lo que has comido en realidad. ¿Y ahora qué? La fruta está demasiado madura o casi estropeada y solo queda tirarla... ¿En serio? 

La primera solución es comprar la cantidad de fruta perfecta para varios días e ir renovando la compra cuando lo necesites. Pero si estás en la situación que te acabamos de contar vamos a darte 7 formas de aprovechar la fruta madura y algunas alternativas para no tirarla. ¡Mira, mira! 

Maneras de sacar partido a la fruta madura

Alternativas para no tirar la fruta que ha madurado

1 Batidos

Quizás sea la primera solución que nos venga a la mente, y es que los batidos son una buenísima opción para aprovechar la fruta. Muchas veces lo que ocurre es que la textura de la fruta madura no nos agrada demasiado, pero te aseguramos que eso desaparecerá al batirlo.

Por si esto fuera poco, uno de los puntos positivos que tienen los batidos de frutas es que puedes hacer absolutamente todas las mezclas que prefieras. Aprovecharás así todas y cada una de las piezas de fruta que tengas en la nevera, ¡y todo sin tirarlas! 

2 Mermelada

Otra de las opciones para sacar partido a esa fruta es hacer compota, mermelada o simplemente meterla en conserva. Podrás aprovechar esa fruta que creías totalmente perdida para desayunos, postres, tostadas, tartas, bizcochos y absolutamente todo lo que se te pueda ocurrir. 

Recuerda guardar la mermelada en botes de cristal y hacer el vacío con el bote bien cerrado boca abajo cuando todavía esté caliente... ¡Te durará muchísimo más tiempo! Y, además, será mucho más natural porque te ahorrarás los conservantes y aditivos que contienen las mermeladas que puedes encontrar en el supermercado. 

3 Macedonia

La macedonia es una gran opción para aprovechar este tipo de fruta y, además, alargar el tiempo que nos puede durar. Para hacerla pica toda la fruta y mézclala para hacer una macedonia con ella. Después, solo deberás añadir un zumo de la fruta que más te guste y ya la tendrás lista. Este último detalle hará que puedas conservarla al menos durante una semana. 

4 Congélala

Aunque no es la mejor opción porque no conservará todo el sabor de la fruta fresca, es una buena alternativa antes de que se pase tanto que no se pueda comer. Puedes congelarla en trozos para que cuando la descongeles del todo ya la tengas partida o no dejarla descongelar por completo y tener un rico smoothie helado.

5 Cocina la fruta

Dependiendo de la fruta de la que estemos hablando podemos aprovechar que tiene un sabor muy dulce para cocinarla o hacerla al horno. Hablamos, por ejemplo, de manzanas asadas o piña a la plancha. Esta última opción suele ser un buen acompañamiento para la carne porque le aporta un toque dulce riquísimo.

Puedes hacer gelatinas para no tirar la fruta madura

6 Gelatinas

La gelatina es una gran forma de que los más pequeños coman fruta si les cuesta hacerlo. Las gelatinas con trozos de frutas suele ser una solución rápida y sencilla para esas situaciones. ¿La razón? Además de ser un postre divertido para la familia, da salida a las piezas más pasadas.

7 Pan o bizcocho de frutas

Existen multitud de recetas para hacer bizcochos y pan con diferentes frutas, como el plátano. Lo único que debes tener es un poquito de harina, levadura y huevos, además de la fruta que queramos o que tengamos en casa. Tendremos un resultado riquísimo que nos permitirá aprovechar esas piezas algo pasadas.