5 consejos para saber si una papaya está madura (y disfrutar de su sabor)

Aprende a distinguir el grado de madurez de esta fruta con tantas propiedades

L.D

Cuando acudimos a la frutería o al supermercado en busca de frutas para llenar nuestra nevera siempre tenemos un objetivo muy claro: llevarnos la más rica que tengan para disfrutarla justo en su punto. Aunque esto depende en gran medida del género, es cierto que podemos conocer ciertos tips, trucos o consejos para aprender a identificar las mejores piezas y llevarnos las que estén en su punto de maduración para aprovechar todo el sabor que tengan. 

En este caso vamos a hablarte de la papaya, una fruta originaria de América Tropical que cuenta con un delicioso sabor y una gran versatilidad para elaborar desde cócteles y zumos hasta ensaladas o macedonias. Tiene, además, grandes beneficios para nuestro organismo ya que es diurética, digestiva, ayuda a prevenir el estreñimiento y las enfermedades cardiovasculares, reduce el colesterol y refuerza el sistema inmunológico. Increíble, ¿verdad? 

No te será difícil encontrar platos para incorporar la papaya a tu dieta, pero debes saber escogerla a la hora de comprarla. ¿Qué deberías tener en cuenta a la hora de escogerla? ¿Cuáles son los rasgos con los que podemos identificar que está en su punto? En Diario Femenino te damos 5 consejos para saber si una papaya está madura y disfruta de su sabor. ¡Muy atenta! 

Trucos para conocer si una papaya está en su punto

Los tips que te vamos a dejar a continuación para reconocer si una papaya está madura son aplicables a muchas otras frutas con cáscara dura. Eso sí, debes tener en cuenta que es una fruta que aunque te la lleves con aspecto vede podrás hacerla madurar en casa tras unos días. Para ello, basta con dejarla a temperatura ambiente cerca de plátanos o de aguacates y fuera de la nevera uno o dos días. Si la metes al frigorífico retrasarás el proceso de maduración. Atenta a cuáles son los puntos:

1 El color

El aspecto de la papaya es uno de los indicativos que nos pueden informar sobre su propia maduración. Esto dependerá del grado de madurez que tenga ya que la cáscara varía de un color amarillo a uno rojizo o anaranjado. ¿Cuál es, entonces, el punto perfecto de la papaya? Lo ideal es que encuentres una en un punto medio.

2 El tacto y la presión

Otro de los trucos que suele funcionar con frutas con cáscara dura es usar el tacto, concretamente la presión de nuestros dedos. Si presionamos levemente la zona externa de la papaya conseguiremos adivinar si se hunde ligeramente bajo la presión. Si es así, significa que la papaya está madura aunque debemos tener cuidado porque si se hunde demasiado será señal de que está pasada. Por otra parte, si a la hora de hacer presión está dura, estaremos adivinando que aún no está en su punto.

3 La base

Igual que sucede con los aguacates y su punto exacto para comer, la parte de abajo de la papaya también es una buena señal de su maduración. Fíjate bien en ella y podrás escoger la que mejor se adapte a tus necesidades. 

4 El olor

Respetando no acercar demasiado nuestra nariz a la pieza, el olor nos dará una buena pista sobre el punto en el que se encuentra la fruta. Debe desprender un olor dulce pero no demasiado fuerte. Si el olor es tirando a fuerte estará pasada y si no conseguimos oler absolutamente nada es posible que la fruta no esté madura.

5 El aspecto

En general con casi toda la fruta (salvo que específicamente sea una señal de ese tipo de fruta) debemos evitar comprar piezas que no estén maltratadas, arrugadas, con hundimientos o tengan partes feas o manchas desiguales. Lo que deberías tener en cuenta es el color de la papaya. Como te hemos indicado anteriormente, si tiene un color verde es que todavía le queda mucho para madurar, pero si tiene un color entre amarillo y rojizo estará perfecta. 

¡Y listo! Ahora ya sabes cómo adquirir una papaya y disfrutar tanto de su sabor como de sus propiedades a la perfección.