Dieta del sabor justo, la dieta de Katie Holmes y Demi Moore

dieta sabor justo

¿Es el sabor el elemento más importante de nuestras comidas? La dieta del sabor justo, desarrollada por el doctor estadounidense David Katz, toma como principio esta cuestión. La base se encuentra en una supuesta conexión entre el cuerpo y la mente que controla nuestra necesidad de nutrirnos, convirtiendo el sabor de los alimentos en el fundamento esencial de la teoría.

Famosas de la talla de las actrices de Hollywood Demi Moore o Katie Holmes, y la modelo de la firma de ropa interior Victoria's Secret Petra Nemcova, han seguido estrictamente las pautas establecidas por esta dieta,  como complemento para la preparación física que exigen este tipo de empleos.

Una dieta desarrollada en 6 semanas

El Doctor Katz ha creado, a través de la dieta del sabor justo, una rutina consistente en un plan de seis semanas que tiene como objetivos principales lograr, a lo largo del proceso, un mayor control de los hábitos de alimentación y una pérdida manifiesta de peso. Para conseguir  el propósito planteado, habremos de restringir cada comida a un solo ingrediente,  de modo que podamos controlar la llamada saciedad sensorial específica, culpable de que seamos capaces de consumir más cantidad de comida a medida que la variedad de sabores en un plato aumenta.

Según estos preceptos, la dieta diaria se centraliza en un único sabor, pudiendo seleccionar entre opciones tan variadas como las manzanas, la menta, los limones, las zanahorias, las espinacas o las cebollas. En el libro publicado por David Katz, titulado como la propia dieta, se encuentra detallado con precisión todo el régimen, conteniendo una exhaustiva guía de compras, alrededor de 100 recetas y más de 40 menús.

A modo de ejemplo, en el llamado "día de las espinacas", el desayuno incluye tortilla de espinacas y queso feta con una tostada de pan integral; el almuerzo, una ensalada de espinacas; la merienda, galletas o zanahorias con salsa de espinacas acompañadas con un yogur; y la cena, pasta con salsa marinera de espinacas, ensalada y frutos del bosque. Esta planificación se seguiría durante cuatro semanas. Durante las dos últimas semanas, el sabor único se trasladaría de todo un día a sólo una comida, pudiendo establecerse de la siguiente manera: desayuno de manzana, almuerzo con limón, merienda con espinacas y cena con calabaza.

El control y la concienciación resultan claves

La dieta del sabor justo también nos advierte del peligro que tiene para nuestro estado físico comer excesivamente productos de origen industrial, tales como aperitivos, salsas o cereales que, de forma usual, combinan sabores salados con los más dulces. Éstos no son advertidos inmediatamente por nuestro paladar pero, siempre según el Doctor Katz, sí que son percibidos por el hipotálamo, glándula que nos va a requerir inconscientemente un incremento del consumo.

Una vez finalizada la dieta, deberemos haber adquirido un mayor control sobre nuestras necesidades de alimentación, pudiendo organizar los menús de forma más efectiva.

Marta Valle  •  lunes, 7 de enero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

DF Foros

¿Importa la diferencia de edad en la pareja?

Escrito por MAIKA a las 09:45:00

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x