España es el país europeo más obeso: causas, consecuencias y remedios

España es el país europeo más obeso

La obesidad es el resultado de consumir más calorías de las que se gastan, lo que genera un exceso de grasa que, a la larga, es perjudicial para la salud, hasta el punto de ser una de las principales causas de otras enfermedades y muerte en el mundo con 2,6 millones de víctimas al año.

Recientemente se han dado a conocer datos alarmantes sobre la obesidad en España. Uno de cada cuatro adultos españoles es obeso, siendo la mayor tasa de Europa, mientras que la tasa infantil es la mayor del mundo entero, con uno de cada tres niños obeso, superando a EE.UU.

Consecuencias de la obesidad

Es evidente que la obesidad reduce la calidad de vida y, en muchos casos, afecta a la vida social y emocional del que la sufre. El exceso de peso puede llegar a reducir la esperanza de vida en nada menos que de 5 a 12 años.

La obesidad afecta a la movilidad, puede dificultar el sueño y, por tanto, el necesario descanso (apnea del sueño) y nos predispone a sufrir artrosis, artritis y otros problemas en las piernas y en la espalda por la excesiva carga que deben soportar. También puede ser causa de esterilidad.

Pero además quien sufre obesidad tiene muchas más probabilidades de desarrollar enfermedades como la diabetes, algunos tipos de cáncer y problemas cardiovasculares.

Causas de obesidad

El zaragozano José María Ordovás es el Director de Nutrición y Genómica de la Universidad de Tufts (Boston) y un reconocido especialista en el tema a nivel mundial. Para él, la obesidad proviene de una mala alimentación pero también intervienen factores como el sedentarismo, los desarreglos horarios, que nos hacen comer a deshora, y el estrés. Este especialista también apunta a que buscamos resultados sin esfuerzo, recurriendo a fármacos o cremas, cuando parte de la solución está en volver a la dieta tradicional y al ejercicio.

En su opinión, la obesidad hace tambalearse el sistema sanitario por dos motivos: uno es la obesidad actual y el segundo, que la población vive cada vez más años pero con peor salud.

Por otro lado parece ser que la crisis también aumenta los casos de obesidad. Al reducirse el presupuesto destinado a alimentación se consumen menos productos frescos a favor de alimentos precocinados, más baratos pero mucho más ricos en grasas. Igualmente se han reducido las campañas de prevención de la obesidad.

Consejos para evitar la obesidad

Es fundamental hacer una dieta saludable, lo que supone reducir el consumo de grasas, de sal y de azúcar y eliminar totalmente el consumo de grasas saturadas. Hay que dar más protagonismo a frutas, verduras y legumbres a lo largo de la semana, con recetas saludables.

La actividad física regular ayuda a mantener el peso dentro de unos parámetros sanos. Es suficiente con una actividad moderada unos 30 minutos al día.

Para prevenir futuros problemas es importante enseñar a los niños a comer de manera sana y equilibrada. Los padres son una pieza clave en la educación. Hay que enseñarles buenos hábitos y reforzar la educación a través del ejemplo. Un buen desayuno es fundamental, no se deben comer dulces todos los días y la comida nunca debe usarse como premio o castigo.

Leiore Garaio  •  martes, 5 de junio de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos