Paso a paso para hacer un pesebre o belén casero en Navidad: ideas DIY

¿Cómo hacer un pesebre navideño con tus propias manos?

Si este año estás decidida a hacer que tu hogar sea más navideño que nunca, entonces no puede faltar el pesebre. Y si además quieres que sea algo especial, hecho con tus propias manos, sigue leyendo porque te vamos a contar todos los trucos para hacer un pesebre único y real, con mucha textura y color.

Para muchas familias, sobre todo para las cristianas, el pesebre o nacimiento es uno de los símbolos navideños más importantes, ya que representan el nacimiento del niño Jesús, la razón fundamental de la celebración de la Navidad. Por eso, si ya tienes todas las figuras del pesebre, es hora de darles un entorno bonito donde ofrendar de alguna manera el amor a estas festividades. Hay pesebres enormes, que representan a la ciudad entera de Belén, y luego hay otros más pequeños, en los que se representa únicamente el nacimiento del Niño Jesús con María y José, algunos animales, pastores y en ocasiones la llegada de los Reyes Magos. 

En Diario Femenino te contamos paso a paso cómo hacer un pesebre o belén casero en Navidad con algunas ideas DIY que te resultarán muy sencillas. ¡Toma nota de todas ellas!

El lugar de tu casa en el que pondrás tu nacimiento

Antes de nada, lo primero que tienes que elegir es el lugar donde pondrás el pesebre. Puedes hacerlo en una chimenea que no se use, encima de una mesa o incluso en el suelo en un rincón de la casa. Lo ideal es que se ubique en un lugar donde la familia se suela reunir, como la sala de estar, para que todos puedan disfrutarlo durante las navidades

Cómo hacer un pesebre o belén en Navidad DIY

Para hacer tu pesebre tendrás que crear una maqueta en la que puedas ambientar el pesebre. El tamaño de esta dependerá del espacio que tengas, la cantidad de figuras que tengas para tu pesebre y, por supuesto, el tiempo y las ganas de hacer un pesebre casero. Lo que está claro es que hay ciertos elementos fundamentales que tendrás que recrear, así que toma nota de todos los trucos que te contamos a continuación. 

+ El paisaje

Cuando tengas el lugar definido tendrás que pensar en el paisaje. Delimita dónde irá el pesebre como tal, si el paisaje tendrá montañas, laderas, un río, una zona de pasto y casitas alrededor. Haz un dibujo de cómo te gustaría que quedara. Te ayudará a que la composición quede mucho mejor al final. 

+ Comienza por el suelo

Para la zona del suelo del paisaje, lo ideal es usar musgo certificado, ya que ese aspecto verde esponjoso es muy navideño. Recuerda que es importante que sea certificado, ya que recoger musgo del bosque es muy dañino para el medio ambiente. Por cierto, si no quieres usar musgo, siempre puedes conseguir musgo o césped artificial. Además, puedes usar tierra y paja para crear caminos y zonas de distinción en el paisaje. 

Comienza forrando con un plástico la superficie que usarás para tu pesebre, con el fin de que no se manche. Ahora crea el relieve con cartones, papel de periódicos, cajas de huevos... no te preocupes si no se ve bonito, después lo forrarás todo con musgo, tierra, paja, hojas, ramas... recuerda dejar una zona relativamente plana para el pesebre del Niño Jesús

+ El río del paisaje

Si te has decidido por un río o un lago puedes hacerlo con papel plata. Usa un tupper para el lago o corta una botella para crear el río alargado (puedes usar también tubos de pvc cortados trasversalmente). Fórralos de papel plata. Puedes dejarlos así o pintarlos de azul y echarles tierra y pegarles algo de musgo al interior. Cuando pongas el agua se verá muy realista y hermoso

+ Las montañas 

Si tu pesebre tiene montañas de fondo, recréalas con cartones doblados unos junto a otros. Una vez que tengas el diseño inicial, usa la técnica del papel maché para forrarlas y darle textura. Será un adorno perfecto para tu pesebre.

Para esto solo necesitas mezclar cola blanca o pegamento blanco con agua (a partes iguales). Pon una tira de papel de periódico sobre las base de la montaña y pégala con la cola y un pincel. Repite hasta ir consiguiendo la textura deseada. Cuando se seque, pinta las montañas con tonalidades de marrones, grises, verdes... para darle apariencia real.

+ Las casas

Puedes hacer casitas de cartón pegadas en la montaña, como si estuvieran alejadas. También las puedes colocar en troncos que pongas en el fondo de la pared de la estructura. Por supuesto, si tu intención es hacer un pesebre muy grande puedes crear otras casas que vayan en el suelo con cartón pintado, técnica del papel maché, con palitos de madera o incluso con paja. Todo dependerá de a composición de tu pesebre. 

+ La vegetación 

¿Qué vegetación habría en Belén en el nacimiento de Jesús? Probablemente palmeras, por lo que si quieres ser fiel a la historia tendrás que recrearlas. Para el tronco, puedes hacerlo fácilmente con un tubo (puedes hacerlo de cartón) y después forrarlo con papel estraza arrugado. Para el follaje puedes usar hojas naturales, de plástico o de papel. Recorta cada lado de la hoja en finas tiras para hacer la forma de la hoja de la palmera. Haz varias y después áralas o pégalas hasta formar el follaje que pegarás en el tronco.

Aunque las palmeras suelen ser lo más habitual, hay que recordar que el pesebre es una representación y como tal permite un poco de imaginación y libre albedrío. Por ello, si prefieres un paisaje más boscoso también puedes hacer pinos. Hazlos con hojas de pino de verdad, así tendrá un aspecto muy hogareño y acogedor. 

+ El pesebre

Recuerda que El Niño Jesús nació en un pesebre muy humilde, en un establo en el que le ofrecieron posada a María y José para que esta pudiera dar a luz a Jesús. Por ello se suele representar a los animales junto al pesebre.

Una manera muy sencilla de hacerlo es usando una caja de cartón. Usa una que se adecue a las medidas de tus figuras. Recorta de manera que queden tres paredes y el suelo, para que tenga estabilidad. Cubre el suelo con paja, tierra, musgo.... y las paredes puedes cubrirlas con ramas, pegándolas con una pistola de pegamento caliente hasta cubrirlo por dentro y por fuera. Para hacer el techo usa ramas para crear una estructura y luego cúbrelas con cortezas de árboles y musgo. 

También puedes optar por un pesebre que simule un establo de madera, con palitos de doctor o los que se usan para los helados. Pégalos cuidadosamente haciendo la estructura de tres paredes (sin suelo) y haz un techo plano con palitos también. Puedes barnizarlos para darles un aspecto más real. 

Otra idea es un pesebre de corcho. Con una lámina de corcho recorta llama tres paredes. Haz un tejado con ramitas y quedará un pesebre muy acogedor.

+ El lecho del Niño

Hay dos formas de colocar al Niño, en una especie de cunita o en el suelo. Para la primera opción puedes recrear un bebedero de establo, hecho con madera y ponerle paja para acostar al Niño. En el segundo caso simplemente haz una especie de camita de paja o musgo o similar, ponle una sábana y acuesta al niño en ella. 

+ La estrella de Belén 

Si vas a representar la llegada de los Reyes Magos no te olvides de dibujar al fondo del pesebre la estrella de Belén. Puedes dibujar un cielo estrellado con una estrella fugaz o hacerla con papel plata. Otras personas prefieren representar la estrella que guió a los Reyes de Oriente poniendo una estrella sobre el pesebre. 

¿Qué te parecen estos pasos para hacer un belén o pesebre navideño casero? ¿Te animas a hacerlo con tus propias manos? ¡Te leemos en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a Paso a paso para hacer un pesebre o belén casero en Navidad: ideas DIY, en la categoría de Decoración en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: