Equivalencia de tallas de ropa y calzado entre España y Reino Unido

Guía fácil y rápida para convertir tu talla española en inglesa

Almudena Rubio
Almudena Rubio Periodista

En los últimos tiempos el mundo de la moda y de las compras ha cambiado enormemente, y lo que antes suponía un gran esfuerzo por ir a los centros comerciales, ahora se ha convertido en toda una aventura en la red. Sí, Internet se ha transformado en el gran aliado de la compra-venta de toda clase de productos, sobre todo en prendas, complementos y calzado.

Esto ha hecho que una persona en España pueda vestir exactamente igual que otra en Estados Unidos, o incluso Reino Unido. De hecho, las piezas de ropa que más viajan son las que proceden de ambos países, y no es de extrañar que el comercio haya crecido enormemente gracias a la facilidad de este tipo de compras.

Pero en estas compras no todo es un camino de rosas. El principal problema que existe es que las tallas no tienen nada que ver, pues se llaman de diferente manera o equivalen a distintos números, lo que provoca una enorme confusión en quienes desean adquirir prendas concretas. Lo que en España se conoce como una talla, en otros países es completamente diferente. ¿Quieres saber cuál es la equivalencia en tallas de ropa entre España y Reino Unido? ¡Toma nota!

Equivalencia en tallas de ropa

Ponte en situación. Estás navegando por Internet, y de repente encuentras esa chaqueta que desde hace tiempo andabas buscando, pero que todavía no habías encontrado. ¿Lo malo? Es de Reino Unido (o de Australia), y evidentemente no puedes viajar hasta allí para hacerte con ella.

La solución más rápida es darle al click de compra, pero todavía no sabes cuál es tu talla. ¡Y es algo crucial! Una prenda que no se ajuste a tu silueta terminará por caer en el olvido, pues no te la pondrás en prácticamente ninguna ocasión. Por ello, vamos a ayudarte convirtiendo tu talla española en inglesa ¡y verás que bien te sienta!

+ La talla de las partes de arriba

Como ocurre en otros muchos países, como Estados Unidos o México, las tallas de las partes de arriba no son las mismas que las de abajo. Las camisetas, camisas o chaquetas que más te gusten deben tener la medida exacta, así que presta mucha atención y toma nota de cuál es tu talla.

-La talla pequeña, es decir, la S, en España equivale a los números 34 o 36, lo que se traduciría en una 0 y una 2 respectivamente.

-La talla mediana (o la M) en España es la 38 o la 40, lo que equivaldría a unas tallas 4 o 6 en Reino Unido.

-La talla grande o también conocida como la L corresponde a una 42 o 44, lo equivalente a una 8 o 10 en dicho lugar.

+ La talla de las partes de abajo

A pesar de que normalmente las tallas de las partes de arriba y la de abajo son diferentes, en algunos comercios ponen estas tallas en todas sus prendas (también en camisas y chaquetas). Por norma general, las siguientes medidas corresponden a vestidos, pantalones, faldas y a todas esas piezas inferiores.

-La talla pequeña (o la S) en España corresponde a una 34 o 36, mientras que en Reino Unido es una 6 o una 8.

-La talla mediana o la M, 38 o la 40 en Reino Unido son conocidas como una talla 10 o una 12 respectivamente.

-La talla grande (o la L) en España equivale a una 42 o 44, aunque a veces también a una 46 o 48 (XL). En este caso tendrías una talla en Reino Unido de 14 o 16 para las dos primeras, o de 18 y 20 para las más grandes.

Equivalencia de tallas de ropa interior

Las tallas de la ropa interior son las más complicadas, pues como ocurre con otros países, son totalmente diferentes. Si vas a adquirir un conjunto ideal de ropa íntima en Reino Unido, debes tener en cuenta que las tallas de la parte inferior son las mismas que en los pantalones. Algunas incluso van marcadas como S, M o L, algo más que sencillo. 

El problema radica en los sujetadores ya que tanto las tallas como las copas varían bastante. Si en España una talla 80 es la más pequeña y tenemos la 110 como la más grande, en Reino Unido sus equivalencias son desde la 30 a la 40 respectivamente. Así, la 85 es una 32, la 90 es una 34, la 95 corresponde a una 36, mientras que la 100 sería una 38.

En el caso de las copas para los sujetadores, las equivalencias son las mismas desde la letra A hasta la letra D. Sin embargo, para una copa E su equivalencia es DD, mientras que para la copa F es una E.

Equivalencia de tallas de calzado

Y si en cuestión de ropa es importante conocer cuál es tu talla, en el calzado lo es todavía más. Comprarte unos zapatos que no se ajustan a tu pie puede provocar algunas lesiones y dolencias, y sobre todo puede hacer que esos zapatos se escondan para siempre en tu fondo de armario. ¡Y no queremos eso! Por ello, debes escoger muy bien tu talla exacta y evitar complicaciones innecesarias.

+ Para tallas pequeñas

El calzado para tallas pequeñas en España corresponde a los números 35, 36 y, en ocasiones, la 37. Esta última también se puede encontrar en tamaños medianos. En cualquier caso, su correspondencia en Reino Unido es de las tallas 2’5, 3-3’5 y 4 respectivamente.

+ Para tallas medianas

El calzado conocido como mediano, en España, corresponde a las tallas 38 y 39 generalmente. Su equivalencia en Reino Unido va desde el número 5 al número 6 respectivamente, pasando por el 5’5 y el 6’5 si tu talla es un 38’5 o un 39’5.

+ Para tallas grandes

Las tallas grandes en España y en algunos puntos de Europa van desde la 40 hasta la 42. ¿Cuál es su equivalencia en Reino Unido? Puedes tener una 7, una 7’5 si tu talla es la 41, y una 8 si es la 42. En cualquier caso, lo más recomendado es medirse el pie con un metro, y mirar a qué centímetros corresponde tu talla. De esta manera, evitarás cualquier tipo de duda sobre tu medida exacta, y podrás comenzar a disfrutar de tu calzado.