Cómo vestirse para hacer yoga: consejos básicos para crear looks cómodos

Outfits que se adaptan a tu cuerpo para practicar yoga fácilmente

María Cerrato de la Fuente

Desde hace unos años el yoga se ha puesto de moda en sus múltiples variedades. Antes era solo una disciplina reservada para 'yoguis' y se practicaba más como meditación en determinadas zonas de la India que como deporte. Afortunadamente la globalización ha llegado y ahora la oferta de yoga es amplia en todo el mundo, con sesiones más meditativas y otras con posturas (también llamadas asanas) imposibles para las que no lo practicamos pero que, con el paso de los años, podemos llegar a realizarlas sin dificultad.  

Y es que, como dicen los asiduos al yoga, no estamos hablando de un deporte solamente sino de una forma de vida que aúna control de mente y cuerpo y, por tanto, sus beneficios no solo se reducen a tonificar nuestro cuerpo, que eso están genial, sino que también están dirigidos a controlar nuestra mente, nuestros pensamientos, nuestra respiración y, en definitiva, a aprender a relajarnos. Y para llevar a cabo todo esto, es fundamental un buen monitor, ser constante y también, por supuesto, saber cómo vestirse para hacer yoga. Para echarte una mano tenemos algunos consejos básicos para crear looks cómodos y muy versátiles que te servirán para realizar los ejercicios. ¡No te lo pierdas! 

Consejos para elegir la ropa idónea para practicar yoga

Antes de comenzar a detallarte algunos looks que puedes tener en cuenta para hacer yoga, es necesario que tengas muy en cuenta premisas fundamentales que te servirán para crear outfits impecables. ¡Atenta!

- Utilizar tejidos adecuados: las fibras naturales como el algodón triunfan a la hora de vestirse para este deporte. Es posible que el algodón empape demasiado el sudor, por lo que en este caso no dudes en utilizar mezclas que te ayuden a que tu cuerpo transpire mejor. 

- Evita ropa demasiado ceñida: cuando practicas yoga es importante estar centrado en ello y no en tu ropa, por lo que debes evitar a toda costa prendas que te opriman. También evita ropa que tenga costuras o etiquetas que te piquen o te hagan daño. 

- Look de 'cebolla': lleva algunas capas en tu look porque habrá momentos más meditativos en los que te quedes fría y debas llevar una sudadera, y otros en los que con un top o crop top estarás perfectamente después de sudar con las diferentes posturas o asanas. 

- No lleves sudadera con capucha: de esta manera estarás evitando que te incomode a la hora de hacer ejercicios tumbada o boca abajo. El top, además, no debe ser demasiado holgado para evitar que se te esté subiendo o bajando constantemente y que, de esta forma, puedas estar pendiente de tu sesión y no de que la ropa se mueve. 

- El diseño y los colores: en cuanto al diseño no hay nada escrito. Atrás quedaron los años en los que solo se practicaba yoga vestida de blanco o en tonalidades claras. ahora los colores ganan terreno a esta filosofía y puedes ataviarte como más te gusta o te favorezca. Bien es verdad que las tonalidades más claras o los tonos pastel ayudan mucho más a la relajación que los colores brillantes, pero eso lo dejamos a tu elección personal. 

- Los complementos: una buena esterilla, los clásicos calcetines sin dedos o descalza. Hay personas que prefieren los calcetines sin dedos para una mayor sujeción del tobillo y hay otros que prefieren estar descalzos y así tomar contacto con la tierra. ¡Tú eliges! 

8 looks necesarios y cómodos para hacer yoga

Con todas estas pautas, vamos a darte algunas ideas de outfits para que vayas muy cómoda a tus sesiones de yoga pero no pierdas un ápice de glamour. Apunta:

1 Malla larga y top deportivo

Esta es una de las opciones más recurrentes a la hora de practicar yoga. Unas mallas largas que no tengan costuras y un crop top a conjunto. También puedes elegir un top sin costuras que no sea corto, si te encuentras más cómoda de esta manera. Remata el look con un moñito alto para que no te moleste el pelo.

2 Malla capri y top

La segunda opción es la malla corta, por la pantorrilla, que probablemente te resultará mucho más cómoda que la larga. Combínala con tu top de tirantes favorito y añade una sudadera sin capucha para activar el modo cebolla una vez que entres en calor.

3 Pantalón 'yogui' y camiseta de algodón y manga larga

Otra opción genial para practicar yoga al aire libre en entretiempo es ponerte el clásico pantalón yogui, que son los más cómodos junto con las mallas a la hora de practicar este deporte. Se trata de los clásicos pantalones de tela de algodón, con puños en la parte del tobillo. Puedes combinarlos con una camiseta básica de manga larga y remangarte si te entra calor. No olvides tu sudadera si tu sesión es al aire libre.

4 Pantalón de chándal y camiseta de algodón

¿Os acordáis de los típicos pantalones de chándal de algodón que nos poníamos para ir al colegio? Pues son los ideales para practicar yoga. Eso sí, siempre elígelos con puño en la parte del tobillo para que no se te remanguen a la hora de subir las piernas. Combínalos con una básica de manga corta, por ejemplo, de color blanco o anudada a la cintura si es un poco más ancha y estarás ideal y comodísima.

5 Bañador

En verano, cuando estás en la playa al aire libre, no hay nada más saludable que realizar tu sesión de yoga en la arena, al caer el sol, cuando su energía te cargará las pilas completamente y la temperatura es ideal para hacer deporte. No dudes en hacerlo con tu bañador y descalza y si estás en biquini, también puedes optar por ponerte una camiseta de algodón y anudártela a la cintura. Estarás comodísima y chic.

6 Mono yogui

Seguro que has visto monos muy chulos que son de tirantes y bombachos en la parte del pantalón, porque llevan el puñito, tanto largos como de corte capri. Son ideales para la práctica de yoga. Para cambiar y si hace fresco, puedes optar por ponerte una chaqueta o jersey de punto fino y después quitártela cuando suba tu temperatura corporal.

7 Short deportivo y top

Otra de las opciones más cómodas para practicar yoga durante el verano es el short deportivo. Combínalo con un crop top o con una camiseta de tirantes, tipo nadadora que quede pegada al cuerpo o, si es un poco más ancha de la parte baja, anúdatela a la cintura. También puedes ponerte una sudadera de cremallera delantera desabrochada y, cuando empieces a tener calor, quitártela y quedarte solo con el top. No olvides tener el pelo recogido para más comodidad y también para completar el look. En este caso, puedes optar por una coleta muy alta, para que no te moleste a la hora de tumbarte boca arriba para hacer las asanas.

8 Chándal

La opción más clásica es el clásico chándal completo de algodón con sudadera y pantalón. Pero no lo olvides, elijas el color y el material que elijas, opta siempre por un pantalón con puños en la zona del tobillo y si la sudadera puedes ser abierta en la zona delantera o amplia, mucho mejor. Remata el look chandalero con un top debajo para proseguir con el modo cebolla que antes comentábamos. ¡Comodidad ante todo!


Y tú, ¿con cuál de estos looks te quedas? Practicar yoga sabiendo estos consejos te será mucho más sencillo gracias a que la ropa te dará total libertad de movimiento. ¡Anímate a probarlo!