Los riesgos de llevar la ropa muy ajustada

Ropa ajustada

Esos vaqueros ajustados que acaparan miradas porque te sientan genial puede que te estén generando algunos problemas de salud, sobre todo circulatorios. Y esos pantys y fajas reductoras que llevas para disimular lo que te sobra, no son la mejor opción si pensamos en las incómodas infecciones por hongos o incluso en alguna afección respiratoria. Y es que usar a menudo ropa muy ajustada puede provocar algunos problemas de salud, en ocasiones muy graves.

Ropa muy ajustada

Que la ropa muy ajustada dificulta la circulación sanguínea es algo que mucha gente sabe, pero no le da la importancia que tiene. Problemas como la aparición de varices, la celulitis, retención de líquidos o infecciones vaginales son sólo algunos de los problemas que pueden surgir debido a la ropa ajustada. Pero ¿cómo saber si estamos llevando ropa muy ajustada o simplemente ceñida? La diferencia está en el momento en el que la ropa que llevamos no nos permite movernos de forma natural y provoca marcas en nuestra piel. Si además al cabo de un rato, aparece un hormigueo en piernas y brazos, es el momento de buscar una tendencia de moda que incluya ropa más holgada.

Pero es que además de los ya conocidos problemas circulatorios que puede ocasionar el uso de ropa muy ajustada hay otros riesgos para la salud menos conocidos. Una mala digestión, por ejemplo, puede ser también consecuencia de llevar unos pantalones o un cinturón demasiado apretados. Y ciertos dolores de espalda también son provocados por la ropa ajustada que evita que nuestro cuerpo se relaje y sobrecargue los músculos.

Salud cardiovascular

Por si estos riesgos no te parecen suficientes, podemos añadir que la ropa muy ajustada puede provocar problemas respiratorios al obstruir el paso del oxígeno por el cuerpo. Pero lo que poca gente sabe es que también estamos hablando de la posibilidad de sufrir una afección cardiaca grave debido a los trombos venosos, si estos se producen repetidas veces.

Por todo esto y con la intención de mejorar nuestra salud cardiovascular, es recomendable dejar de utilizar ropa tan ajustada y seguir unas pautas de vida saludable. Hacer ejercicio moderado una media hora todos los días fortalecerá nuestro corazón, pero tenemos que acompañarlo de una dieta sana y equilibrada, con preeminencia de frutas y verduras, evitando en lo posible la grasa para prevenir el colesterol.

También es importante para nuestra salud cardiovascular modificar la postura corporal. Las malas posturas suponen un riesgo circulatorio importante, así que procura no estar mucho tiempo sentada con las piernas cruzadas, y levántate cada 50 minutos para realizar algún estiramiento.

Pero la recomendación fundamental a la hora de mejorar nuestra salud es dejar de fumar, un hábito totalmente incompatible con una buena circulación sanguínea.

Si quieres evitar la aparición de varices, si quieres que la celulitis no se quede incrustada para siempre y si no quieres tener problemas respiratorios y cardiovasculares en un futuro, va siendo hora de que te deshagas de esos vaqueros tan ajustados o, si no te atreves a tirarlos, al menos procura usarlos lo menos posible.

Laura Sánchez  •  miércoles, 19 de septiembre de 2012

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos