Improvisar la cena de Nochebuena

Improvisar la cena de Nochebuena

"Esta noche es Nochebuena...", así empieza un conocido villancico y así es como tu familia te anuncia el cambio de planes de última hora. Por una serie de extrañas casualidades, este año no celebraréis la tradicional cena familiar en casa de mamá, sino que han decidido reunirse todos en tu casa. Lo ideal hubiera sido que te hubieran avisado antes, pero si no tienes más que un día, tendrás que arreglártelas igual. Nosotras te ayudamos.

Cómo improvisar para la cena de Nochebuena

Todas sabemos el trabajo que supone organizar una cena como la de Nochebuena. Significa días y días de preparativos para tenerlo todo a punto, así que si te encuentras en la situación de tener que improvisar una Navidad en familia, míralo desde el lado positivo: te ahorrarás mucho trabajo previo. Porque si tus invitados se presentan por sorpresa, obviamente no van a esperar una cena de Navidad al uso con elaborados platos tradicionales y podrás aprovechar la ocasión para eliminar algunas de esas costumbres navideñas que te ponen los pelos de punta.

Si no esperabas ser la anfitriona de la cena de Nochebuena, a lo mejor ni siquiera habías decorado la casa. No hace falta que te vuelvas loca comprando infinidad de adornos navideños. Con que decores el comedor será suficiente, así que hazte con un bonito centro de mesa navideño y coloca unos grandes lazos rojos en cada silla. Así de sencillo y rápido conseguirás darle a tu casa ese toque de Navidad que requiere la ocasión.

Procura hacerte también con varios juegos de mesa tradicionales para que podáis disfrutar la sobremesa jugando en familia y acondiciona un lugar especial para la entrega de los regalos de Navidad.

Recetas exprés

Dado el carácter improvisado de la cena, nadie espera que te pases horas cocinando el pavo o las tradicionales recetas de Navidad. Como no tienes mucho tiempo, el menú navideño tendrá que ser sencillo y de fácil elaboración, pero tampoco tienes que renunciar a utilizar los alimentos más típicos. Los entrantes no requieren elaboración y a todos les encanta el jamón, el lomo, el queso o el paté.

Una ensalada de piña con lechuga, gambas, huevo, maíz y salsa rosa hará las delicias de toda tu familia y además de prepararse enseguida es un plato muy digestivo. También puedes hacer una sencilla crema de lombarda, muy típico de Navidad en algunas zonas. Así la podrán comer incluso aquellas personas que rechazan esta verdura por su color especial. Y como plato fuerte, no te compliques. Prepara un lomo de cerdo al horno acompañado de patatas y una salsa especial, por ejemplo, de cerezas. Es una buena forma de impresionar a tus invitados sin que te pases horas cocinando.

Ten en cuenta que tampoco te tienes que ocupar del postre, pues los dulces de Navidad, como el turrón, los polvorones o el mazapán, están ahí para algo. Como ves, tampoco tiene por qué salir tan mal una improvisada cena de Nochebuena. Ante todo, no te dejes vencer por el pánico, porque al final, lo único que importa es que esta noche estéis todos juntos.

Laura Sánchez  •  sábado, 7 de diciembre de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Galería

  • Navidad: postales, tarjetas y christmas navideños para enviar

    Navidad: postales, tarjetas y christmas navideños para enviar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x