Cómo aliviar el dolor de cabeza en el entrecejo rápidamente

Consigue decir adiós al dolor de cabeza frontal con estos consejos

Laura D

 Cómo aliviar el dolor de cabeza frontal

Los dolores de cabeza aparecen sin aviso, se nos instalan en una zona y, a veces, nos martillean hasta marearnos sin explicación alguna. Uno muy frecuente es el dolor de cabeza en el entrecejo, que suele situarse en la zona frontal. En algunas ocasiones se extiende por toda la frente y en otras solo entre las cejas, aunque en las dos situaciones deseamos que se pase cuanto antes.

Muchos de los dolores que sentimos en esta zona vienen causados por principio de resfriado, estrés, cansancio, tensión, fiebre, vista cansada… Aunque no todos tienen el mismo origen, ni la misma intensidad o nos afectan de la misma manera. Sin embargo, para aliviarlo y poder sentirnos mejor existen algunos trucos que vamos a contarte.

Cómo aliviar el dolor de cabeza en el entrecejo

Relajarse es fundamental para aliviar el dolor de cabeza

En cuanto nos duele la cabeza tendemos a ingerir un paracetamol ya que es lo más rápido para ponerle remedio. Sin embargo, en muchas ocasiones podríamos evitarnos esa ingesta de medicación y aliviarlo con remedios simples. Intentar habituarse a no automedicar a nuestro organismo será, a medio y largo plazo, bueno para nosotros.

Echa un vistazo a estos trucos para intentar dejar atrás este tipo de dolor.

+ Descansa la vista. Dedica unos minutos a no ver la tele, ni la pantalla del ordenador, ni el móvil. Solo cierra los ojos e intenta que la tensión de la frente se rebaje. Estírala como si no quisieras que tuviera arrugas. Alterna levantando las cejas y cerrando los ojos para liberar tensión e intenta relajarte todo lo que puedas respirando lento.

+ Presiona suavemente tus dedos en la zona del dolor para masajear superficialmente la zona. A veces, la tensión acumulada en varios puntos es tal que con solo masajearla nos alivia.

+ Si el dolor está muy localizado en el entrecejo sitúa tus dedos en el borde interior de las cejas, en el nacimiento de estas. Al presionar suavemente esos dos puntos conseguiremos aliviar la mucosidad y mejora la agudeza visual así como los síntomas de la gripe y el resfriado.

+ Bebe agua. A veces, un dolor de cabeza localizado en esta zona puede ser síntoma de deshidratación, por lo que beber agua (no muy fría) puede ayudarnos a ponerle remedio. Incluso en algunas otras ocasiones puede ser indicativo de que un alimento no nos sienta bien. Por ejemplo, el ajo. Tras comer una plato que contenga mucho ajo, además de no hacer bien la digestión podremos tener un dolor de cabeza localizado. 

+ Ponte las gafas. Si tendrías que usar gafas (o de cerca o de lejos) pero en realidad no te las pones mucho, prueba a hacerlo. A veces este dolor se produce porque forzamos la vista para ver mejor, algo que se arregla poniéndonos las lentes de visión. Si no las usas, asegúrate de que no las necesitas, puede que estés cayendo en forzar la vista sin que te des cuenta. 

+ Masajea el músculo cigomático mayor. Es un músculo de la cara, situado en los huecos de las mejillas que eleva las comisuras de los labios. Puede provocar cefalea frontal, por lo que es importante relajar la cara y la boca y masajearnos esa zona para eliminar la tensión que puede provocarnos dolor. 

Si estos consejos no funcionan es posible que tengamos que tomarnos un analgésico pero, por lo menos, habremos intentado relajarnos y aliviarlo de forma natural.

Debes tener presente que si este dolor de cabeza se vuelve crónico, es decir, lo tienes prácticamente fijo o es muy recurrente, debes acudir a la consulta del médico.