Dolor de cabeza: ¿Por qué se producen las migrañas?

Las 6 increíbles razones por las que aparece esta molestia

Napoleón Fernandez

dolor de cabeza, por qué se origina

¿Conoces a alguien que no haya sufrido en algún momento de su vida dolor de cabeza? Las migrañas son una de las dolencias más comunes en la sociedad actual. Hasta la fecha se ha escrito mucho sobre los tipos de jaquecas que hay, sobre sus síntomas y también sobre los mejores tratamientos para prevenir o reducir este dolor tan intenso y agudo que, en algunos casos extremos, incapacita a la persona que lo padece. 

Según un estudio reciente de la Sociedad Española de Neurología (SEN), en España se producen unas 14.000 nuevas consultas al mes con este tipo de molestia. Algunas de las razones más conocidas al respecto son malos hábitos, como el excesivo consumo de alcohol o tabaco, alimentación baja en vitaminas, pocas horas de descanso y de sueño o una escasa hidratación. Lo que quizás desconocías son otros factores aparentemente inofensivos de tu día a día que provocan jaquecas. ¿Quieres conocerlos? 

Las 6 increíbles razones por las que tienes dolor de cabeza 

1 Un día luminoso 

Los días de lluvia en casa bajo una manta y con un café calentito en la mano están bien para un rato, pero lo que el cuerpo suele pedirnos es salir a la calle para disfrutar de una jornada soleada, aunque si tienes tendencia a los dolores de cabeza... ¡deberías de leer esto! Una luz demasiado clara (o el reflejo del sol en la nieve) afecta al tálamo del cerebro, que inmediatamente envía señales de dolor a tu cuerpo.

Para poder aprovechar estos momentos sin sufrir, nada mejor que hacerte con unas buenas gafas de sol, a ser posible con lentes polarizadas, que te protejan de los rayos. 

2 El fin de semana 

Estás deseando que el reloj marque las 15.00 horas para apagar tu ordenador y despedirte de las preocupaciones del trabajo hasta el lunes. Por delante tienes casi 36 horas para relajarte, pero... ¡el dolor de cabeza te visita cada sábado sin encontrar un motivo aparente! ¿Por qué? Tranquila, no es que nadie te haya echado mal de ojo. ¿Has oído hablar de un concepto bautizado bajo el nombre de "extracción de cafeína"? Tu cuerpo y tu cerebro están acostumbrados a una rutina diaria -siempre desayunas a la misma hora-  y cuando se rompe ese ritmo y todo se retrasa se produce una migraña. 

 Dolor de cabeza: ¿Por qué se producen las migrañas?

Los expertos recomiendan levantarse a la misma hora los sábados para poder mantener los mismos ritmos circadianos. Si tu cuerpo pide descansar más, te damos una prórroga de una hora, pero por tu salud, que no pase de ahí. 

3 La dependencia del móvil 

Seguramente esto ya lo has oído millones de veces: tecnoestrés. Estar todo el rato mirando la pantalla del móvil, o incluso del ordenador, produce fatiga visual y, en consecuencia, dolor de cabeza. Pero no solo eso, la forma en que miras el móvil puede desencadenar una migraña. Tu cabeza suele inclinarse levemente hacia abajo para comprobar las últimas notificaciones, un gesto inocente que crea molestias en la zona baja y en la sien.

Consejo: cuando chequeas los whatsapp de tus amigos, los mails del trabajo o las publicaciones de Facebook o Instagram intenta poner tu teléfono a la altura de tus ojos y, sabemos que es pedir mucho, pero no dependas tanto de este gadget.  

4 Tu trabajo 

Sabemos que puede sonar a broma, pero ciertos hábitos en tu trabajo se pueden convertir en tus peores enemigos. Si tu trabajo se desarrolla frente a la pantalla de un ordenador, esto te interesa. Es muy importante que seas consciente de la postura que adquieres cuando te sientas en la silla de tu escritorio: una mala postura genera dolor de espalda, pero también dolor de cabeza. Por otro lado, mirar fijamente durante largos periodos de tiempo la pantalla del ordenador provoca tensión en los ojos y una segura aparición de una migraña. 

¿Por qué no pruebas a hacer descansos de 10 minutos para separar la mirada de la pantalla del ordenador? Otra sencilla solución es poner siempre la espalda recta o levantarte del sitio cada cierto tiempo para, por ejemplo, ir al baño o coger algo de la nevera o de la máquina del vending. 

5 Olores de tu entorno 

Hay personas que sufren sensibilidad a ciertos olores como la gasolina, el tabaco y los perfumes o colonias. Para evitar que los olores te den dolor de cabeza poco se puede hacer, porque tú puedes controlar los que desprende tu cuerpo o los que se instalan en tu casa pero no los que están alrededor de ti. Pero ¿sabías que la lavanda ayuda a aliviar el estrés, relaja y puede reducir migrañas? Lo mismo ocurre con la menta. 

6 Relaciones con tu pareja o tu jefe  

La ansiedad y el estrés que se crean en el entorno de las relaciones laborales va directamente proporcional con la aparición del dolor de cabeza. Cuando sufrimos un episodio de este tipo, nuestra respiración se hace más corta, provocando que entre menos oxígeno en nuestro cuerpo y que se desencadenan las migrañas. Algunas personas, incluso, pueden llegar a apretar muy fuerte la mandíbula frente a estas situaciones o en sueños (bruxismo), lo que causa cefaleas por tensión. 

En el momento en el que notes que tu pulso cardiaco se acelera por una discusión con tu pareja o un encontronazo con tu jefe, no dejes que esa sensación vaya a más. Toma conciencia, respira profundamente para intentar relajarte y que tu dolor de cabeza no vaya a más.