Consejos útiles y sencillos para prevenir la vulvovaginitis o inflamación vaginal

Diario Femenino
Las duchas vaginales y sus problemas
La vulvovaginitis, vaginitis o inflamación vaginal es una inflamación o infección de la vulva y la vagina que puede afectar a mujeres de cualquier edad. Esta patología puede ser causada por bacterias, hongos, virus u otros parásitos, además de producirse a causa de enfermedades de transmisión sexual, ciertos jabones y perfumes, o una mala higiene íntima


La sintomatología de la vulvovaginitis es irritación y picor en los genitales externos, ardor al orinar, dolor en las relaciones sexuales, inflamación vulvar y un flujo con un olor y aspecto desagradable.

Consejos para prevenir infecciones genitales

+ La utilización de preservativo puede evitar la mayor parte de las infecciones transmitidas sexualmente.

+ Utilizar ropa holgada y de materiales que faciliten la transpiración.

+ Realizar la limpieza de la zona anal de delante hacia atrás, para evitar introducir en la vulva bacterias del recto.

+ Lavarse las manos antes y después de ir al baño.

+ En verano, evitar permanecer demasiado tiempo con el bañador mojado. Si el baño ha sido en una piscina o algún lugar donde haya la posibilidad, ducharse al salir del agua.

+ Beber mucho agua, porque ingerir poco agua implica menor eliminación de líquidos y, por tanto, mayor estancamiento de este, lo que favorece el desarrollo de gérmenes.