¿Cómo tratar el sonambulismo infantil?

Sonambulismo infantil

El sonambulismo es un trastorno del sueño muy frecuente en la etapa infantil. Se calcula que entre un 10 y un 30% de los niños lo padecen. Estadísticamente, es más común en niños que en niñas, y principalmente entre los 4 y los 6 años. Sin embargo, no es preocupante que un niño mayor tenga episodios de sonambulismo. Cuando esto ocurre, lo normal es que desaparezca en la adolescencia. En raras ocasiones, este trastorno del sueño continúa en edad adulta.

Los episodios de sonambulismo se dan durante las primeras horas de la noche, en la etapa de sueño no profunda. Sus síntomas son claros y determinantes. Sin embargo, no te asustes, con unas pocas medidas de precaución podrás controlar la situación sin problema. ¿Cuáles son los síntomas del insomnio? El más común es sentarse en la cama e incluso levantarse y caminar sin rumbo fijo. Los sonámbulos también suelen mantener los ojos muy abiertos, con la mirada fija en un punto pero con una expresión facial ausente. Recuerda que aunque aparente lo contrario, el niño está completamente dormido y no es consciente de sus movimientos. De hecho, al día siguiente no recordará su pequeña excursión nocturna. Muchos sonámbulos susurran o hablan palabras incomprensibles, sin embargo rara vez escuchan o entienden lo que se les dice. Lo normal es que pasen a nuestro lado obviándonos.

¿Qué podemos hacer entonces si nuestro hijo es sonámbulo? Lo más importante es procurar crear un entorno seguro y sin riesgos a su alrededor. Evitar que tenga mobiliario u objetos con los que pueda tropezar o golpearse y, por supuesto, cerrar puertas y ventanas para que no pueda salir del hogar. Ten en cuenta que los movimientos de los niños sonámbulos son muy descoordinados, por lo que es prácticamente imposible que esto ocurra.

Por último, no trates de despertar al niño, llévalo con cuidado hacia la cama y acuéstale de nuevo, poco a poco, sin obligarle.

Sonia Gracia  •  jueves, 26 de enero de 2012

DF Temas

  • El enemigo del sueño: tipos de insomnio

    El enemigo del sueño: tipos de insomnio

    Se dice que debemos dormir 8 horas para descansar correctamente, sin embargo, muchas personas se ven afectadas por el trastorno del sueño más frecuente, el insomnio.

  • ¿Cuántas horas debe dormir un bebé?

    ¿Cuántas horas debe dormir un bebé?

    Dormir bien nos ayuda a todos, grandes y pequeños. Pero, antes de saber cual es la cantidad correcta de sueño de un bebé, es importante señalar que todos los bebés son diferentes.

  • ¿Cuándo y cómo hay que pasar al bebé de la cuna a la cama?

    ¿Cuándo y cómo hay que pasar al bebé de la cuna a la cama?

    Uno de los momentos clave para cualquier niño es el paso de la cuna a la cama. No hay una edad concreta para hacer el cambio, pero existen varios factores que pueden influir en la decisión.

  • ¿Cómo acostar al recién nacido?

    ¿Cómo acostar al recién nacido?

    Dado que el bebé no sabrá cambiarse de postura, es importante que se cueste boca arriba, lo que facilitará la respiración y evitará el riesgo de muerte súbita.

  • Pesadillas infantiles

    Pesadillas infantiles

    Las pesadillas infantiles pueden aterrorizar a los más pequeños durante su sueño, pero les ayudan a liberar tensiones y conflictos.

  • Consejos prácticos para dormir bien

    Consejos prácticos para dormir bien

    Dormir bien es tan necesario como comer o beber. Buenos trucos para dormir mejor y luchar contra el insomnio.

  • Una hora más de sueño protege al corazón

    Una hora más de sueño protege al corazón

    Si dormimos una hora más estaríamos reduciendo el riesgo de padecer un infarto. Una hora más de sueño al día protege las arterias coronarias de los depósitos de calcio

  • Peligros del cambio climático sobre el sueño

    Peligros del cambio climático sobre el sueño

    A veces las tensiones, el estrés o el trabajo son los culpables del mal dormir, pero cada vez son más frecuentes los casos de trastornos del sueño ocasionado por los cambios climáticos.

  • ¿Cama dura o blanda?

    ¿Cama dura o blanda?

    Antiguamente se decía que el remedio estaba en dormir en un lecho duro pero estudios más recientes aseguran que ni duro, ni blando, lo mejor, dicen los expertos, es un colchón intermedio.

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x