La ansiedad que produce el amor

La ansiedad del amor

Desde hace unas semanas vives en una nube, el mundo te parece ahora un lugar mejor y tu vida se acerca mucho a lo que siempre has querido. Los problemas que te rodean quedan un tanto difuminados porque tu atención se centra en ese objeto de deseo que es tu amor recién encontrado. Disfruta de esa sensación de plenitud que te regala ese enamoramiento porque no te podemos garantizar que dure para siempre. Y además tu estado transitorio de felicidad plena va acompañado de su parte negativa en forma de más ansiedad.

Locuras de amor

Y es que todas sabemos el grado de locura que acompaña a todo enamoramiento y los efectos devastadores que produce en nosotras. Porque dicen que todo lo que sube, baja y así ha de ser. Si no, no se explica que ese subidón de felicidad cuando conocemos a alguien que nos atrae y esos cambios que se producen tanto en la personalidad como en el físico acaben de un día para otro dejándote en la más absoluta desolación.

La parte positiva del enamoramiento es tu sonrisa permanente, tu energía y dinamismo que te mantienen activa día y noche. Como te sientes más feliz eso se refleja en tu aspecto y estás más guapa cada día. Es más, aparece una ansiedad positiva surgida del constante deseo de estar con la persona amada, dejando a un lado todo lo demás. Es que no tienes ni hambre, qué mejor dieta de adelgazamiento que disfrutar del amor de tu vida.

Sin embargo, no cabe duda que hay ciertos aspectos insanos del enamoramiento. Tener mariposas en el estómago no es muy natural que digamos, así que ten en cuenta que tarde o temprano tendrás que vomitarlas. Generalmente, dejar volar a tus mariposas ocurre cuando esa ansiedad positiva con la que ibas a comerte el mundo hace unos días, se convierte en estrés por no poder manejar la situación.

No te concentras en el trabajo pensando en tu amor, has dejado de lado a tus amigos y a tu familia porque lo único que deseas es estar con él. Y cuando no estáis juntos sientes una intranquilidad que se torna tristeza cuando no te manda Whatsapps continuamente.

Adictas al amor

Y cuando tu cuento empieza a desmoronarse y ya se atisba una vuelta al mundo real, no puedes evitar caer en el desánimo. En este momento puedes hacer dos cosas: o quedarte en una relación de pareja sin amor o poner punto y final y enamorarte otra vez. Porque si eres de las que necesita renovar su ilusión con los hombres constantemente es que eres una adicta al amor.

Si el asunto no se convierte en algo patológico, no pasa nada por entrar en la categoría de "adicta al amor". Es bastante razonable querer experimentar cuantas veces sea posible ese estado en el que sólo ves lo positivo de la vida, del mundo, de tu pareja y de ti misma. Pero eso significa estar sujeta a los vaivenes emocionales que supone el enamoramiento, así que tienes que tener mucho cuidado porque con tanto desequilibrio puedes acabar incapacitada para mantener una relación duradera.

Laura Sánchez  •  miércoles, 20 de febrero de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

DF Videos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x