Problemas en el trabajo: cómo ayudar a tu pareja

Problemas de trabajo en la pareja

En una relación de pareja los problemas pueden venir de fuera y ocasionar discusiones, malestar y desestabilizar la unión. Uno de esos problemas ajenos a la relación en sí son los problemas laborales, ya que acostumbramos a llevarlos a casa y trasladar a nuestra pareja todas las emociones negativas. Es normal que cuando un miembro de la pareja tiene problemas en el trabajo, toda su vida, incluida la amorosa, se vea afectada. Pero no podemos permitir que la inestabilidad laboral destruya una relación.

Cuando los problemas de trabajo afectan a la pareja

Muchos de los trastornos de estrés y ansiedad que sufrimos se producen porque nos llevamos el trabajo a casa. Pero es que es inevitable que si tienes problemas en tu trabajo puedas olvidarlos nada más salir de la oficina. Especialmente en estos tiempos de crisis cuando tu trabajo pende de un hijo y es tan difícil encontrar otro, cualquier problema laboral puede llegar a afectar a tu vida cotidiana.

Cuando es tu pareja quien tiene problemas en el trabajo, ponte alerta, no sólo por las consecuencias evidentes de un despido, sino porque es uno de los motivos que más desestabilizan una relación. El nerviosismo, la inquietud y la ansiedad de tu pareja os acompañarán hasta que pase el peligro y, si no sabéis gestionar la situación, os puede llevar a violentas discusiones sin fin y a una frustración sentimental difícil de superar.

Y es que ya sabemos que para poder amar a otra persona, primero hay que saber amarse a uno mismo. Como sabemos que cuando aparecen los problemas económicos y laborales la autoestima baja hasta niveles que no imaginábamos. Sensación de fracaso, de inutilidad y creerse una persona de poca valía son los rasgos de una situación de desempleo o de inestabilidad laboral.

Cómo ayudar a tu pareja

Así que si los problemas laborales entran por la puerta de tu casa cada tarde de la mano de tu pareja, tienes que armarte de paciencia para superar la situación con éxito. En todo caso debes mostrarle tu apoyo y hacerle saber que vas a estar a su lado pase lo que pase y decida lo que decida. Pero no te desentiendas del problema, porque aunque no sea tu trabajo, los problemas en una pareja son de los dos.

En un momento así tendrás que llevar tú las riendas, instándole a buscar una solución lo más eficaz y rápido posible participando tanto de la toma de decisiones como de generar posibles ideas y soluciones. Porque tu pareja probablemente se vea superada por el agobio y no podrá pensar con claridad. También tendrás que encargarte de relajar el ambiente en la medida de lo posible.

Sé comprensiva y tolerante con su mal humor, pero no permitas que pague sus problemas contigo; eres su compañera y estás ahí para ayudarle, no para recibir los golpes. Intenta encontrar momentos de relax para ti y tu pareja, creando un ambiente tranquilo en el hogar y proponiendo actividades que puedan hacerle olvidar por un rato sus problemas laborales. La máxima es buscar soluciones, pero no dejarse envolver por el clima de angustia.

Laura Sánchez  •  jueves, 7 de marzo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x