Reconocer el chantaje emocional en la pareja

Reconocer el chantaje emocional

En una relación de pareja los sentimientos no siempre son claros y generosos. Más a menudo de lo esperable, las parejas olvidan que están juntas por amor y se embarcan en crueles luchas de poder por ver quién domina la relación. Así surgen los celos, las escenas, los reproches, las discusiones, las humillaciones, la manipulación y, en definitiva, el chantaje emocional. Pero reconocer el chantaje emocional al que nos somete nuestra pareja no es tan fácil, porque ni nos gusta reconocer que nuestra pareja no nos ama, ni somos conscientes que estamos enganchadas a un amor dependiente.

Dependencia y dominación

Las relaciones de dependencia y dominación son las claves del chantaje emocional en la pareja. Tu pareja necesita sentir que tiene el control de la relación para cerciorarse de que permanecerás a su lado de la forma que él necesita. En ningún momento entra en juego el amor, sino que se trata de pura creación. Tu pareja va configurando tu comportamiento según sus gustos o necesidades a golpe de manipulación sutil y chantaje emocional.

Por tu parte, tu situación es delicada porque no es fácil reconocer el chantaje emocional, pero en cualquier caso, tu inseguridad aumentará al mismo tiempo que irá desapareciendo tu autoestima. Poco a poco te convertirás en la persona que tu pareja esperaba y no hay forma de saber hasta qué punto intentas agradar a tu pareja (como a todo el mundo) o hasta dónde está haciendo efecto el miedo a quedarte sola.

Ten en cuenta los riesgos que corres cuando tu pareja es un chantajista emocional. Porque su manipulación puede llegar a anularte como persona, a hacer desaparecer tu autoestima y a destruir tu personalidad. Además, un chantaje emocional, cuando se hace de continuo, generalmente esconde también un episodio de maltrato psicológico. Así que es mejor que estés atenta a todas esas señales de tu pareja que te indicarán si es un chantajista emocional en toda regla o solamente un inmaduro egoísta.

Reconocer el chantaje emocional

Sabemos que la mejor estrategia para conducir una relación sentimental no es hacer cambiar a tu pareja, sino aceptarla tal y como es. Pero es inevitable que nos disgusten ciertos comportamientos del otro y queramos matizarlos para sentirnos más a gusto. De ahí a hacerte sentir culpable por una actitud que no encaja con lo que él esperaba va un abismo.

El chantaje emocional se manifiesta en forma de una queja continua responsabilizándote a ti de todo lo que va mal, en amenazas veladas de que si no cumples sus deseos la relación se romperá, en celos que te alejan de tus relaciones sociales, en autocastigarse si no actúas como él quiere o en castigarte a ti. En definitiva, la manipulación emocional consiste en poner sobre ti todo el peso de la convivencia y de la relación hasta el punto de tener que responsabilizarte de su felicidad.

No es fácil darte cuenta de que estás siendo víctima de un chantaje emocional. Pero puedes empezar a sospechar si estás perdiendo amistades, si tu familia tiene dudas acerca de tu pareja, si notas que has empezado a hacer cosas que antes no hacías y que no van con tu forma de ser o si sientes una presión constante por agradar a tu pareja y un miedo a no estar haciéndolo bien. En ese momento, ponte alerta y despliega toda tu fuerza emocional para mantener una conversación con tu pareja y descubrir sus verdaderas intenciones.

Laura Sánchez  •  jueves, 14 de marzo de 2013

DF Temas

0 comentarios

Avatar

DF Fotos

Utilizamos cookies para mejorar nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información aquí

x