Carta a un padre fallecido por el Día del Padre: emotivo texto para papá

Misiva especial para recordar a un papá fallecido en su día

Fechas tan señaladas en el calendario como esta del Día del Padre se vuelven amargas y tristes si nuestro ser más querido ya no está a nuestro lado. Pero quizás sea momento de rememorar los instantes de dicha y felicidad vividos a su lado, de decirle una vez más que le seguimos queriendo tanto o más que el primer día y que es gracias a su ejemplo que hoy somos las personas en las que nos hemos convertido. 

Muchas veces no resulta nada sencillo expresar nuestros sentimientos, lo que llevamos en lo más profundo de nuestro ser. Menos aún si las lágrimas brotan de nuestros ojos al vivir fechas especiales como el Día del Padre sin nuestro papá al lado. Pero seguro allá donde se encuentre él nos estará escuchando.

Aquí tienes un modelo de carta para el Día del Padre dedicado especialmente a los padres que han fallecido, nos han dejado, ya no estarán nunca más presentes físicamente, pero su espíritu y su alma nos rodearán si les seguimos recordando y si les enviamos detalles tan especiales como este. Copia la carta tal o añade las frases que creas oportunas. Incluso puedes hacer un pequeño ritual de recitar la carta en voz alta mirando a las estrellas o de hacerla pedazos y lanzarla al viento para que su mano la recoja. Sin duda será una buena forma de volver a sentir que estás a su lado.

Misiva a un padre fallecido por el Día del Padre

Querido papá,

La vida nos ha separado demasiado pronto. Tú y yo queríamos seguir compartiendo mas momentos juntos, tú me querías ver crecer y yo deseaba ver cómo te hacías mayor, uno al lado del otro. Pero no ha podido ser, el destino tenía otros planes para ti. Tú te has ido al cielo, a un lugar mágico en el que sé que estás bien y yo me he quedado aquí con los pies en la tierra derramando una lágrima tras otra por tu ausencia que me ha dejado un gran vacío que me oprime el pecho.

Te confieso que en días como este no tengo ganas de nada, preferiría meterme en la cama antes que pasar este día sin ti, cualquier día sin ti. Pero tú me enseñaste que en la vida hay que ser fuerte, me lo decías una y otra vez: "la vida no es fácil" y gracias a tu ejemplo y tus valores he decidido sacar pecho y celebrar este día, tal vez no como hacíamos cuando estabas aquí, pero sí sintiéndome un poco más cerca de ti.

Por eso es que te he escrito esta carta, para decirte que te quiero como el primer día, que aún siento el tacto de tu mano sobre la mía, que recuerdo como si fuera ayer cuando me leías el cuento de buenas noches. Te escribo esta carta porque aunque te di muchas veces las gracias todavía me siguen pareciendo pocas.

Gracias, querido papá, por todo lo que hiciste por mí cuando estabas en vida, por tu apoyo y cariño incondicional, por curarme las heridas cuando me tropezaba, por taparme con el paraguas en los días de lluvia. Pero gracias sobre todo por haberme dado la vida, por haberme permitido disfrutar de tu compañía el tiempo que la vida nos ha dejado y por hacerme creer en mí misma.

Llegará el día en el que el destino nos vuelva a unir, mientras tanto ¿querrás hacer esto por mí? Coloca una estrella brillante en el firmamento, cada vez que la vea sabré que eres tú guiando mi camino.

Con amor infinito, tu hija del alma.

¿Qué te parece esta carta a un padre fallecido por el Día del Padre? ¿Qué le dirías a tu papá? ¡Te leemos en los comentarios!

Puedes leer más artículos similares a Carta a un padre fallecido por el Día del Padre: emotivo texto para papá, en la categoría de Cartas de amor en Diario Femenino.

Publicado:
Actualizado: